Paula Pencef Pérez, autora de La dieta de la bionutrición celular y Los aditivos y otros venenos, ¿necesarios? de Mandala Ediciones. Nutricionista y redactora experta en temas de nutrición y cocina saludable, creadora de los blogs Bionutrición Ortomolecular y La Cocina Ortomolecular.

Todas las publicaciones debionutricion

Diferencias entre suplementos y medicamentos

Diferencias entre suplementos y medicamentos-Bionutrición Ortomolecular

Diferencias entre suplementos y medicamentos

Diferencias entre suplementos y medicamentos
Diferencias entre suplementos y medicamentos

Hoy tenemos como colaboradora invitada a la Dra. Paloma Pérez del Pozo, autora del libro Estilo de Vida Saludable publicado por Mandala Ediciones.

La Dra. Pérez del Pozo es médico especialista en vida saludable y documentalista experta en bibliografía científica sobre temas relacionados con las últimas investigaciones médicas en el ámbito de la prevención. 

En su libro abarca de todo tipo de temas relacionados con la salud y el bienestar. Desde la prevención de enfermedades degenerativas hasta el cuidado de la salud mental, emocional y el entrenamiento deportivo a través de la alimentación y el estilo de vida.

En este post hablaremos de las diferencias entre medicamentos y suplementos. Qué son y en qué casos actúan los fármacos y los suplementos y sus funciones específicas.

Algunos medicamentos son a la vez nutrientes, no obstante se trata de moléculas bien diferenciadas que tienen funciones distintas y vías de actuación bien definidas. También se debe tener en cuenta la interacción entre medicamentos, nutrientes y alimentos.


Definiciones: suplementos y medicamentos

Un medicamento, trata una enfermedad y el conjunto de sus síntomas, previene, mejora y cura.

Un suplemento (nutriente) es un catalizador de las funciones orgánicas y regula, reequilibra, previene y corrige deficiencias y carencias nutricionales (las cuáles pueden llevar al desarrollo de enfermedades).


Diferenciando moléculas

Un medicamento  contiene una o varias moléculas específicas utilizadas para dar una orden concreta al organismo frente a un síntoma o conjunto de síntomas.

Se aísla y purificada para actuar sobre una circunstancia orgánica concreta que puede ser la causa de la enfermedad ó de la sintomatología características.

Son sustancias necesarias para curar, prevenir y mantener las funciones fisiológicas de nuestro organismo. Y en muchas ocasiones no pueden ser sustituidas por la toma de suplementos para tratar enfermedades.

Los suplementos son nutrientes (que normalmente se encuentran en los alimentos): vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, ácidos grasos esenciales y se obtienen por medios naturales o por imitación sintética de sus moléculas. No tienen un efecto curativo en el organismo, sino que sus funciones son las de regularlo, reequilibrarlo y protegerlo.

Se los considera “catalizadores enzimáticos de las funciones orgánicas” o “biocatalizadores” y “cofactores”. Pero nunca podrán sustituir el efecto de un medicamento puesto que su vía de actuación en el organismo y el origen de unas moléculas y otras son distintas al igual que sus objetivos.

Sin embargo muchos nutrientes pueden tener también la consideración de medicamento, como es el caso del hierro empleado para tratar las anemias ferropénicas.


Suplementos y medicamentos más utilizados

Los grupos de medicamentos más ampliamente utilizados y conocidos por sus funciones específicas son: analgésicos, antiácidos, antidiarreicos, antiinfecciosos, antibióticos, antivirales, antifúngicos, antiparasitarios, antialérgicos, antipiréticos, antidepresivos, antitusivos, laxantes, mucolíticos y complejos vitamínicos de uso médico (éstos últimos suelen ser bastante incompletos y de peor calidad que un suplemento ortomolecular).

Su consumo debe ser controlado sin sobrepasar las dosis indicadas por el profesional para no producir sobredosis o intoxicaciones, adecuado a la patología del paciente y tener cuidado con los casos de alergias a medicamentos y con las interacciones con otros fármacos, suplementos o alimentos.

El período de consumo debe ser breve para evitar la aparición de los efectos secundarios y los enfermos crónicos que necesiten un período prolongado de tratamiento deben ser controlados por su médico (quien es el único que debe prescribirlos o aconsejar dejar de tomarlos y cuándo).


En el grupo de los suplementos encontramos: vitaminas (hidrosolubles y liposolubles), minerales y sales minerales, enzimas, aminoácidos, antioxidantes, ácidos grasos esenciales, compuestos herbarios, hormonas naturales, oligoelementos, fitonutrientes y complementos alimentarios (alimentos que han sido enriquecidos con estos nutrientes para distintos fines).

Los suplementos son preparados tanto naturales como de síntesis química y su función principal es suplir una carencia o déficit por mala alimentación, práctica de algún deporte, estrés u otras causas (entre las cuáles pueden encontrarse la toma de algunos fármacos).

Son poderosos aliados coadyuvantes en la prevención del desarrollo de muchas enfermedades. En ocasiones la toma conjunta de medicamentos con suplementos puede ser necesaria, así como lo contrario (la toma separada de ambos) si existen interacciones.

Se elaboran con productos naturales desecados en polvo (liofilizados) que contienen el nutriente que se necesita para satisfacer las necesidades de nuestro organismo. Se pueden adquirir en cápsulas o comprimidos, polvos, bebidas (líquido) y alimentos enriquecidos.


Moléculas naturales vs sintéticas

Es importante tener en cuenta que el organismo no reconoce si una molécula es de origen natural o sintético, pero sí lo hace en cambio en cuanto a la función específica que esa molécula tiene dentro del organismo, no obstante los preparados naturales son mejor tolerados y conllevan menor riesgo de efectos indeseables.

Una diferencia fundamental está en la reflexión del rayo de luz polarizada cuando atraviesan las moléculas del suplemento.

En las vitaminas naturales el rayo de luz siempre virará hacia la derecha , siendo dextrógiras estas vitaminas y que podremos reconocer si en el envase su definición comienza con “d” (lo que indica que su origen es natural). Por ejemplo: d-alfa-tocoferol.

En las sintéticas parte del rayo de luz polarizada vira a la derecha y parte a la izquierda, siendo vitaminas dextrolevógiras (lo sabremos si en su denominación vemos las letras “dl” indicando que se trata de un compuesto sintético). Por ejemplo: dl-alfa-tocoferol.

Todo lo cual nos debe llevar siempre a elegir preferiblemente suplementos de calidad y de origen natural.


Calidad de los suplementos nutricionales

Diferencias entre suplementos y medicamentos
Diferencias entre suplementos y medicamentos

La calidad de los suplementos nutricionales es una de las cuestiones fundamentales entre las diferencias a destacar entre suplementos y medicamentos. Sobre todo entre aquellos medicamentos que son considerados también «suplementos».

Por ejemplo: el betacaroteno o provitamina A se encuentra en los tomates, zanahorias, calabazas, etc. Los mayores carotenoides son alfa caroteno, betacaroteno, luteína, zeaxantina criptoxatyn y licopeno.

El betacaroteno que se vende en las farmacias es un compuesto sintético aislado del gas acetileno y está provocando efectos nocivos en los consumidores. (1) (2).

La vitamina C que se vende como suplemento en los herbolarios es ácido ascórbico junto con otros componentes como bioflavonoides, tirosinasa y otros factores que potencian su acción y la que se vende como preparado farmacéutico es solo el ácido ascórbico sin bioflavonoides y resulta insuficiente en su eficacia(3).

Un importante ejemplo es la vitamina B de la que se conocen desde 1975 once componentes adicionales. El carbón de hulla que se emplea en la industria farmacéutica es fuente de vitaminas B6 y B1 .

Sin embargo los suplementos la aportan en formas naturales de levadura de cerveza, kelp y otros alimentos vegetales que son mejor tolerados por nuestro cuerpo y más eficaces.

Los suplementos de sales minerales son más efectivos e inocuos que los medicamentos que los aportan, y los suplementos de hierro que se elaboran a partir de la levadura de cerveza asociados con vitamina C y B1 mejoran la absorción.

Los medicamentos para tratar la anemia sólo contienen hierro (frecuente además de baja calidad, por ej. en forma de óxido) y muchos no llevan ni siquiera vitamina C ni B9 y B12 asociada.

Los suplementos de calcio indicados para la menopausia o en personas con osteoporosis y traumatismos tienen fósforo, vitamina D3 y K2 y otras sustancias (minerales) que potencian la acción del calcio resultando más eficaz y evitando sobre todo que el calcio se deposite en tejidos blancos.

Los medicamentos de calcio no son tan eficaces porque muchas veces solamente contienen calcio sin nada más. (4). Esto puede generar serios problemas de salud a la larga, puesto que un calcio que no contenga en su composición D3 y K2 aumentará el riesgo de que se deposite también en tejidos blandos además de los huesos.

La conclusión general es que aunque medicamentos y suplementos tienen vías de actuación metabólicas distintas y unos normalmente no sustituyen a otros, los segundos pueden ser empleados en tratamientos para los que comúnmente se utilizan algunos medicamentos cuyas formulaciones son incompletas e incluso peligrosas (no por sus efectos secundarios) sino por su composición.


Acerca del uso de suplementos y medicamentos

Los suplementos al equilibrar nuestro organismo y las funciones celulares nos ayudan a ser menos propensos a sufrir enfermedades (junto a un estilo de vida saludable).

Los medicamentos están enfocados al tratamiento de causas y síntomas de enfermedades definidas. Por ejemplo los antibióticos matan las paredes celulares de las bacterias, así la penicilina destruye a los estreptococos beta hemolíticos responsables de las anginas, curando la enfermedad.

La toma prolongada a dosis decentes de vitamina C reduce el tiempo de recuperación frente a gripes, resfriados e infecciones así como las probabilidades de contraerlas con mayor frecuencia.

Aunque muchas personas sean enemigas actualmente de tomar cualquier tipo de medicación; incluso a pesar de que puedan curarse de ciertas enfermedades (muchas de ellas graves) que no pueden ser tratadas por otras vías ajenas a los fármacos, la realidad es que la objetividad no puede ni debe perderse nunca de vista.

Los suplementos no siempre son incompatibles con los medicamentos (algunos tienen contraindicaciones) pero no todos e incluso se hacen hasta necesarios en muchas indicaciones de tratamientos médicos.

La clave está,  tal como se viene demostrando en estos últimos tiempos de investigaciones incansables en materia de medicina y nutrición, en llevar un estilo de vida equilibrado (vida no sedentaria, higiene mental y emocional, ocio, control del estrés) y una alimentación saludable.


Bibliografía:

Consejos sobre el consumo de medicamentos – Dra. Paloma Pérez del Pozo

(1) (3) (4) Diferencias entre vitaminas naturales y sintéticas

(2) Alimentación sana. Laboratorios vs natural

Suplementos alimenticios: lo que usted necesita saber. U. S. Food and Drug Administration (FDA)

Diferencia entre suplemento y complemento según la Real Academia Española: (considerados sinónimos)

Evidencia científica para suplementos populares de salud: David McCandless y Andy Perkins han realizado una completa revisión bibliográfica de alrededor de 1500 estudios aleatorizados y doble ciego (utilizando PubMed Cochrane) sobre los complementos dietéticos y alimentos más utilizados para prevenir ciertas enfermedades: Snake oil? The scientific evidence for popular health supplements. Se interpreta de la siguiente manera: cuánto más arriba en la gráfica está el círculo (nutriente) más sólida es la evidencia científica para uno o más beneficios para la salud (ampliar información clicando en el círculo). En la columna derecha podremos seleccionar por enfermedades o por tipos de complementos dietéticos o alimentos.

Plan Detox 21 días!

Plan Detox 21 días- Bionutrición Ortomolecular

Programa Plan detox 21 días completo!

Plan Detox de 21 días, es un programa completo y exclusivo basado en la nutrición biológica ortomolecular. Es el plan perfecto para quiénes buscan cuidarse, renovarse a nivel celular e incorporar hábitos «antiage» en su vida.

Se aconseja realizarlo al comienzo de las principales estaciones (por ejemplo: primavera y otoño) puesto que ayuda a depurar, desintoxicar y drenar el organismo y fortalecerlo para cualquier tratamiento posterior, obteniendo de esta forma un éxito mayor.


Beneficios que obtendrás de hacer este Plan Detox 21 días!

Con el Plan Detox 21 días completo, conseguirás desintoxicarte de toda la carga que llevas acumulada durante el año, principalmente durante el verano.

Recuperarás la vitalidad, perderás peso, te sentirás mucho más ligera y prepararás el organismo para el cambio de estación fortaleciendo el sistema inmunológico y equilibrando todos los sistemas biológicos.

Plan Detox 21 días es para ti si tienes…

  • Sobrepeso
  • Insomnio
  • Estrés crónico
  • Trastornos hormonales
  • Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia
  • Intolerancias alimentarias
  • Migrañas
  • Sobrecarga hepática, renal y/o intestinal
  • Si quieres hacer una limpieza a nivel celular profunda (Antiage)
  • Limpieza intestinal (estreñimiento crónico)
  • Ansiedad
  • Debilidad del sistema inmunológico
  • Sobrecarga farmacológica
  • Excesos en la dieta
  • Una alimentación inadecuada y desorganizada
  • Falta de vitalidad y energía, cansancio, fatiga
  • Mal humor, desánimo, estados depresivos
  • Si no tienes ninguno de los problemas anteriores, pero te gusta cuidarte y ganar años y calidad de vida

Tras haber realizado el plan detox durante 21 días, te recomiendo que optes por una alimentación saludable, equilibrada y completa que te ayude a mantener tu peso ideal y un buen estado de salud general durante el resto del año.


Qué incluye Plan Detox

En este completo Plan Detox 21 días he incluido todo lo necesario para que la detox sea profunda, de efectos inmediatos y recibas además apoyo durante los 21 días que dura.

  • Dieta detox con alimentos que no debes comer y alimentos que sí (alimentos e ingredientes detoxificantes, depurativos y drenantes).
  • Cómo hacer  un «Día de ayuno depurativo» (con recetas detox incluidas).
  • Higiene y estilo de vida, con consejos que incluyen diferentes rutinas.
  • Utensilios, formas de cocción y conservación de los alimentos.
  • Recetario detox con el anexo «Superfoods detox».
  • La Despensa Detox para que aprendas a hacer la compra más saludable y depurativa.
  • Suplementación detoxificante, donde te indico qué suplementos tomar, cómo y durante cuánto tiempo.
  • Dos consultas online (vía email) al inicio del Plan Detox y al final ó para que uses esa consulta extra cuándo lo creas más conveniente dentro del período de 21 días que dura el programa.

Cómo obtener tu Plan Detox

Puedes adquirirlo directamente desde aquí, realizando un pago totalmente seguro vía Paypal o por transferencia bancaria (para lo cual deberás solicitar los datos vía email) y una vez confirmado el pago, lo recibirás en tu email con todas las indicaciones para empezar cuanto antes!

O bien puedes adquirirlo directamente en la tienda online de Bionutrición Ortomolecular: Quiero cuidarme! pinchando en la imagen de abajo. También puedes ver el contenido completo del plan en la pestaña detalles así como las condiciones.


Condiciones del Plan Detox 21 días

El Plan Detox 21 días completo tiene un precio promocional de 120 euros! No es reembolsable, transferible ni indivisible. Puedes adquirirlo ahora y realizarlo dentro de los siguientes tres meses (desde el momento de la compra).

Si tienes cualquier duda o pregunta, puedes remitirla por email a [email protected] y te la responderé a la mayor brevedad posible.

Promoción Especial

Precio regular: 160 euros!

 Hazte con el Plan Detox 21 días por 120 euros! 

Sólo para seguidores de Bionutrición! Precio promocional con 40€ de descuento!

PROMOCIÓN PLAN DETOX 21 DÍAS!-BIONUTRICIÓN ORTOMOLECULAR

Nutrición biológica en los TEA

Nutrición biológica en los TEA-Bionutrición Ortomolecular

Nutrición biológica en los TEA: un tratamiento de apoyo amigable y eficaz

Qué son los trastornos del espectro autista

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) son de origen neurobiológico y afecta principalmente al desarrollo de las funciones cognitivas, presenta claras características del carácter y conducta en los niños diagnosticados.

Normalmente el diagnóstico del autismo se enmarca en los primeros años de vida, aunque hasta hace muy poco solía ser diagnosticado a partir de los 3 años, en la actualidad se ha comenzado a detectar mucho antes, incluso a partir de los 6 meses.

Hasta hoy se sabe que los TEA no tienen una cura como tal, pues se trata de un trastorno que perdura toda la vida, no obstante la calidad de vida de los niños diagnosticados dentro del espectro, puede ser mejorada de forma significativa a partir del enfoque terapéutico de la nutrición biológica conjuntamente con otra serie de acciones estimulantes (educación, actividades concretas, mayor integración social, etc.)


Características de los trastornos del espectro autista

  • Dificultades en el desarrollo (lenguaje, comprensión, atención) e interacción social
  • Rituales, acciones que repiten de forma estructurada y obsesiva
  • Interés obsesivo por cierto tipo de actividades muy concretas, normalmente relacionadas con la manía de desarmar y rearmar objetos, ordenarlos de forma concreta, o hacer las cosas de una determinada forma
  • Una marcada indiferencia hacia los grupos (prefieren estar solos, juegan solos, no se interrelacionan con otros niños)
  • Normalmente (aunque esta regla no siempre se cumple) no señalar cuando están en edad para hacerlo al igual que el contacto visual, en donde no siempre se cumple la regla de “no mirar a la cara o los ojos o al objeto que se les señala»
  • En los niños con trastornos del espectro autista hay una marcada ausencia de juego convencional, pues demuestran preferencias por juegos más estructurados, solitarios y personales e incluso complejos
  • Aunque los niños con TEA han sido definidos y encasillados en la “ausencia de empatía” o no diferenciar ciertas emociones, esto no siempre es exactamente así, ni se da en todo los casos. Muchos son completamente capaces de sonreír, demostrar cariño y poner atención en ciertos momentos a determinadas cosas, aunque no necesariamente cuando lo es
  • Poseen un altísimo grado de sensibilidad de los sentidos: oído, olfato, tacto, gusto
  • A diferencia de lo que muchos creen respecto a los TEA, los niños diagnosticados dentro del espectro pueden llegar a desarrollar grandes habilidades si se les sabe enseñar, si les estimula adecuadamente y se plantea un enfoque de tratamiento biológico eficaz, adaptado y seguro; y sobre todo multidisciplinar
  • Muchos consiguen desarrollar un empleo del lenguaje más estable y fluido, más normalizado. Pueden aprender a tocar instrumentos musicales de forma excepcional y llegar a relacionarse con el entorno de forma sorprendente
  • A nivel físico, el niño que presenta TEA, ejecutará movimientos repetitivos con las manos (como el típico aleteo) o caminar en puntillas, balancearse sobre su propio cuerpo o realizar movimientos bruscos
  • Presenta una marcada tendencia a la manifestación de “rabietas” e hiperactividad y déficit de atención (se sabe ahora a través de estudios realizados recientemente que los niños con autismo presentan un 30% más de TDAH que los que no lo son)
  • En cuanto a los trastornos patológicos que estos niños desarrollan, podemos distinguir entre los más comunes e importantes: debilidad del sistema inmune, intestino permeable, trastornos gastrointestinales variados (intolerancias alimentarias y alergias, diarreas y/o más frecuentemente estreñimiento, parásitos, candidiasis, vientre hinchado, dificultad para aceptar ciertos tipos de alimentos, escasa capacidad intestinal para absorber adecuadamente la vitamina B12 relacionado con el factor intrínseco), adicción o preferencia particular por alimentos o texturas concretas, problemas para conciliar el sueño, mala o pobre calidad del descanso, hiperactividad (sobre todo nocturna), dificultad para concentrarse (se distraen con facilidad)
  • Se ha demostrado de que los niños con TEA presentan mayor número de crisis epilépticas, aunque no siempre se da en todos

Existe una tendencia errónea a creer que los Trastornos del Espectro Autista son una “enfermedad”. En realidad hay una confusión entre los términos.

Cuando hablamos de TEA no hacemos referencia a niños enfermos, sino a un trastorno dentro del cual se enmarcan diferentes tipos de síndromes, entre los que se incluye el conocido “Síndrome de Asperger”.

Los TEA se engloban dentro de los “trastornos generalizados del desarrollo” (TGD), pero no se halla definido como una enfermedad como tal, pues no lo es.


TEA: descifrando su origen

No se conoce aún exactamente el origen de los TEA, pero recientes estudios comienzan a arrojar cierta luz en este aspecto. Ahora se sabe que la edad del padre en el momento de la concepción tiene una relación muy importante con las probabilidades de que el niño pueda presentar autismo o no. No así con la edad de la madre.

También ha sido comprobada una relación en la mutación genética que continúa en estudio (1). El estudio de la genética en el autismo está en pleno desarrollo, pues en los últimos resultados se han realizado interesantes descubrimientos al respecto.

Así mismo la implicación de las vacunas en el desarrollo de los TEA sigue sin estar muy clara y es bastante controvertida y contradictoria, donde algunos estudios demuestran que esta relación no es real y otros en los que al parecer sí demostraron serlo han resultado fraudulentos.

El estudio del microbioma (2) y los neurotransmisores también han empezado a clarificar muchas preguntas respecto a cómo enfocar un tratamiento multidisciplinar para conseguir mejorar la calidad de vida de los autistas.

Donde hasta ahora solamente se empleaban herramientas enfocadas a la conducta y a la mejora del desarrollo cognitivo, nos encontramos con un abanico cada vez más amplio y eficaz en los diferentes aspectos a tratar en un niño con autismo, sobre todo a nivel biológico, el gran desconocido de los TEA.

En materia de diagnóstico precoz, contamos con avances significativos, como por ejemplo la búsqueda y experimentación con marcadores que permitan una detección temprana a través de análisis de sangre.

Una tarea nada fácil teniendo en cuenta que este campo aún está en pleno estudio y desarrollo. Una de las herramientas de diagnóstico que se han contemplado en recientes estudios, abarca el empleo de resonancia magnética (3).

Se sabe que el cerebro de los niños autistas es más grande que el de los que no lo son, y que poseen un mayor número de neuronas (4). Las principales características en el cerebro de un niño autista las encontramos en un nivel aumentado de sustancia gris en los lóbulos temporales (es en esta región del cerebro donde se procesan el lenguaje y el reconocimiento de las caras).

También en el lóbulo frontal relacionado con la memoria, el juicio, las funciones cognitivas, la ejecución y la conducta, lo que demuestra que existe una diferencia biológica en el cerebro de los niños con autismo. Por otra parte el mayor diagnóstico de TEA se presenta más en niños que en niñas (5 a 1) (5).

Se sabe también que los trastornos gastrointestinales y los desequilibrios en los niveles de neurotransmisores están presentes en los trastornos del espectro autista. Se está trabajando ampliamente en la relación cerebro-intestino a la hora de encontrar nuevos enfoques eficaces en el tratamiento del autismo, y vamos en la buena dirección.

Hasta hace relativamente poco tiempo, los TEA eran tratados solamente desde la perspectiva conductual y en todo caso con ciertos tipos de fármacos como antipsicóticos, psicotrópicos, antidepresivos y medicamentos para el control del insomnio, algo que a la larga presentaba serios efectos secundarios sin conseguir realmente estabilizarlos de forma más natural y amigable con la biología del propio organismo.

Por esta razón empezar a contar con tratamientos de enfoque biológico más equilibradores es una gran noticia. La dieta es una de las primeras medidas que con mayor frecuencia se adoptan en el tratamiento de niños con autismo, y no deja de ser una acción que si está correctamente planteada, resulta eficaz y notable en la mejora de la conducta y la remisión de muchos de los trastornos gastrointestinales que estos niños presentan con mayor frecuencia.

Retirar de sus dietas moléculas como la caseomorfina y la gluteomorfina (que actúan como opiáceos) resulta en una medida terapéutica nutricional altamente eficaz, en cuanto a la mejora del comportamiento, patologías del tracto digestivo e intestinal e incluso en la correcta producción de neurotransmisores.

A esta medida hay que sumar la imprescindible incorporación de una serie de suplementación que completará la nueva alimentación del niño autista, y que veremos traducirse en una mejora aumentada y notable de su conducta y capacidades neurocognitivas: el comienzo de toda una regulación biológica.

Estudios recientes han dado como resultado del empleo de ciertas sustancias naturales una mejora significativa por ejemplo, en cuanto al control de la irritabilidad (rabietas) que estos niños suelen presentar con numerosa frecuencia. Concretamente en estudios realizados con NAC (N-Acetil-cisteína) en forma oral (6).


Enfoque terapéutico bionutricional de apoyo a los TEA

En la aplicación de medidas coherentes empleadas en los tratamientos actuales que se plantean para los trastornos del espectro autista, la relación cerebro-intestino se hace imprescindible. Si no se plantea desde el principio un tratamiento partiendo de esta base, los resultados no serán con toda probabilidad los esperados.

Estamos aquí ante dos vías de vital importancia en el tratamiento: endógenas (nutrición biológica)- exógenas (terapias de apoyo que contribuyan a la mejora de la conducta, el aprendizaje, la adaptación y el desarrollo)

Además de la iniciativa de incorporar otras medidas como parte de las herramientas que podemos emplear en la mejora del autismo para nuestros hijos, tales como terapias conductuales, apoyo psicológico, e incluso si se quiere el empleo de terapias como el Método Tomatis, siempre hay que acompañarlas con la búsqueda del equilibrio biológico.

Esto se consigue mediante la combinación conjunta de: la alimentación y la suplementación. Sin ambas el progreso será mucho más lento y difícil; y casi con toda seguridad poco útil.

Nutrición biológica en el TDAH

Nutrición biológica en los TEA

Qué propone la nutrición biológica como tratamiento de apoyo en el autismo

  • Alimentación hipotóxica (libre de gluten, lactosa, caseína, azúcares y grasas procesadas) llevando al niño hacia una forma de alimentarse más natural y reguladora
  • Incorporación progresiva de la dieta, teniendo en cuenta todas las características de los niños con autismo y su dificultad por aceptar los cambios que se introducen en cuanto a su alimentación
  • Enfoque terapéutico del comportamiento y conducta: tratando el TDAH si estuviera presente, la hiperactividad y el insomnio, la ansiedad y la irritabilidad
  • Fomentando el equilibrio en la producción y regulación de neurotransmisores
  • Equilibrando el microbioma intestinal, que da como consecuencia lugar a la regulación en la producción de neurotransmisores, desaparición de trastornos gastrointestinales y fortalecimiento del sistema inmune

Todo ello repercute directamente en un cambio sustancial del comportamiento del niño, logrando que su conducta pueda ser más estable (relajada y atenta a la vez).

Experimentando un aumento en la capacidad de sus funciones cognitivas y atención, y regulando desequilibrios tan comunes en ellos, como el insomnio y la hiperactividad o la irritabilidad que tan a menudo experimentan.


Pruebas de laboratorio que se realizan en el tratamiento de nutrición biológica en los TEA

Contando cada vez más con los últimos avances científicos y tecnológicos, tanto a nivel de diagnóstico como de herramientas para plantear un tratamiento personalizado, disponemos de la realización de pruebas de laboratorio específicas en la orientación del planteamiento nutricional, biológico y bioquímico de los TEA.

Las pruebas más importantes que se realizan son:

  • Estudio de la microbiota intestinal completo (imprescindible y principal)
  • Estudio de neurotransmisores
  • Estudio aminoácidograma completo
  • Minerales y metales tóxicos en cabello
  • Disbiosis intestinal (virus, parásitos, flora residente y pasajera, levaduras y hongos)
  • Test de intolerancia/hipersensibilidad alimentarias y alergias a proteínas (sobre todo a gluten, lactosa y caseína)
  • Hemograma básico completo de control

Se trata de estudios avanzados que aportarán datos relevantes acerca del estado biológico del niño, y a partir de los cuales se podrá plantear un enfoque mucho más personalizado y orientado a resultados concretos. La realización de pruebas de alta tecnología biomédica siempre debe estar muy bien justificada, y en este caso lo están y mucho.

No obstante la realización de pruebas de este tipo debe escalarse en el tiempo según la evolución del niño (y sus características particulares), partiendo de la base de que el principal estudio y el primero en mi experiencia profesional, debe ser siempre, sin duda el de microbiota intestinal.

A partir de aquí, planificar el tratamiento, observar, ajustar y volver a medir con el tiempo, incluso a partir de otras pruebas. Pero todas las mencionadas siempre arrojarán algo más de luz acerca del estado biológico del niño autista.


Equinoterapia y Musicoterapia

Nutrición biológica en los TEA- Bionutricion Ortomolecular
Equinoterapia en los TEA

También será necesario el apoyo de otras terapias: logopedia, psicológica, educacional, conductual. Entre las terapias menos conocidas para el acompañamiento conjunto de la nutrición biológica podemos destacar con efectos comprobadamente eficaces: la equinoterapia y la musicoterapia, se sabe ahora que mientras más temprana sea la intervención, mejores resultados se obtienen (sobre todo a largo plazo) de la aplicación de este tipo de terapias en el tratamiento de los TEA.

En definitiva, sabemos que los TEA no tienen (lamentablemente) en la actualidad cura definitiva aún, pero al menos los estudios actuales se hallan en el camino de mejorar notablemente la calidad de vida de los niños autistas.

Nutrición biológica en los TEA- Bionutrición Ortomolecular
Musicoterapia en los TEA

Tengo plena confianza de que en algún momento, llegaremos a saber mucho más acerca de los trastornos del espectro autista (a nivel biológico) y a descubrir incluso sus causas con toda exactitud. Hasta entonces, contar con un tratamiento biológico basado en la evidencia científica actual es un enorme avance para todos.


Bibliografía y Referencias

Reforzar la inmunidad

Reforzar la inmunidad-Bionutrición Ortomolecular

Reforzar la inmunidad: fortaleciendo nuestras defensas naturales

Reforzar el sistema inmune, es sencillo si seguimos una serie de buenos hábitos alimentarios acompañados por suplementos específicos y un buen estilo de vida.

Es el principal encargado para que nuestro organismo pueda hacer frente a todo tipo de infecciones, virus y bacterias ya sean de origen endógeno o exógeno.

Estando en equilibrio, nos enfermaremos con menor frecuencia y de hacerlo acabaremos con los intrusos de nuestro organismo más rápidamente.

Hoy conocemos mejor la función de la glándula timo (donde maduran los linfocitos T) en el sistema inmunológico. Esta glándula es de vital importancia para mantenerlo fuerte.

Por eso el buen humor, es uno de los factores más importantes para mantenernos sanos, pues esta glándula es capaz de cambiar su tamaño (reduciéndolo) cuando estamos estresados o tristes y agrandándolo cuando estamos felices, lo cual tiene una importante influencia en su funcionamiento y su implicación en el sistema inmune.

En la actualidad la psiconeuroinmunología es la ciencia que aglutina varias disciplinas encargadas de estudiar las interrelaciones entre mente-cuerpo e incluye ciencias de diferentes campos como la inmunología.

La historia de como nace esta ciencia es muy interesante, puesto que pretende estudiar cómo los estímulos externos de todo tipo (desde las emociones hasta el estrés) influyen en la eficiencia y eficacia de la respuesta inmune.


El sistema inmunológico

Los dos tipos de sistema inmunológico que se activan en nuestro organismo según las circunstancias

Sistema inmunológico innato: reacciona frente al daño en células, tejidos, microorganismos y lesiones y se identifican por receptores de reconocimiento de patrones. Carece de memoria y está presente en la mayoría de formas de vida.

Es el tipo de sistema inmune que se manifiesta ante un agente extraño (respuesta no específica) con fiebre, inflamación y el sistema del complemento que consiste en atacar las células invasoras con proteínas específicas. Se compone de leucocitos o glóbulos blancos que incluyen: macrófagos, neutrófilos y células dendríticas.

Sistema inmunológico adaptativo: encargado de reconocer patógenos específicos y con entrenamiento (tiempo y repetición) desarrollar lo que conocemos como inmunidad adquirida. El sistema inmune reconoce esos elementos y procede a eliminarlos.

También se compone de leucocitos o glóbulos blancos que fabrican las células madres hematopoyéticas, formadas en la médula ósea y el sistema linfático y se componen de:

Anticuerpos o inmoglobulinas, linfocitos B (producen los anticuerpos y nacen en la médula ósea) y linfocitos T (atacan elementos patógenos desde el interior y nacen en la glándula timo).


Características del sistema inmunológico
Sistema inmunitario innato Sistema inmunitario adquirido
La respuesta no es específica Respuesta específica contra patógenos y antígenos
La exposición conduce a la respuesta máxima inmediata Demora entre la exposición y la respuesta máxima
Inmunidad mediada por células y componentes humorales Inmunidad mediada por células y componentes humorales
Sin memoria inmunológica La exposición conduce a la memoria inmunológica
Presente en casi todas las formas de vida Presente solo en vertebrados mandibulados
Fuente: wikipedia/sistema inmunitario

Tipos de respuestas inmunológicas

  • Celulares: atacan virus y bacterias evitando la formación de células cancerosas (proceso donde participan los linfocitos T)
  • Humoral: no atacan directamente virus ni bacterias porque necesitan de los anticuerpos para combatirlos, en este proceso intervienen los linfocitos B

La autoinmunidad es la respuesta de nuestro sistema inmunológico cuando no distingue las células sanas de las perjudiciales y se ataca a sí mismo.

Existe una larga lista de enfermedades autoinmunes entre las que podemos mencionar:

Hipotiroidismo de Hashimoto, lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, alergias, colitis ulcerosa, las inmunodeficiencias (primarias o congénitas y secundarias o adquiridas) que son las que predisponen mayoritariamente a las personas a contraer infecciones con frecuencia y facilidad y también las que mayor prevalencia de cáncer presentan, la diabetes tipo I, psoriasis y las enfermedades del sistema inmunológico.

Debemos tener bien claro que el sistema inmunológico tiene un papel vital en el estado, calidad y mantenimiento de nuestra salud.

Mientras más fuerte sea, mejor haremos frente a cualquier ataque, y estaremos reduciendo las posibilidades de desarrollar enfermedades que lo afecten o puedan despertar patologías graves.


Dieta para estar sanos

Una dieta variada y equilibrada es la primera medida para un sistema inmunológico fuerte y sano.

El estrés, los tóxicos medioambientales, los efectos secundarios de algunos fármacos, y la mala alimentación y vida sedentaria y malos hábitos de vida (dormir poco y mal, alcohol, drogas, etc.) son todas papeletas para tener un sistema inmune débil y enfermizo.

Algunos estados patológicos como la depresión perjudican seriamente el equilibrio del sistema inmune debilitándolo profundamente.

Sabiendo esto, deberíamos ser capaces de gestionar suficientemente bien el estrés y llevar un estilo de vida saludable para poder estar siempre fuertes.

Un “estilo de vida saludable” no sólo es lo que se come y hacer ejercicio, sino también cuidar las emociones, las relaciones, la psique, pasar más tiempo en contacto con la naturaleza, encontrar momentos de sosiego, etc.

Alimentos para un sistema inmune fuerte

  • Alimentos frescos, de la región y de temporada y a ser posible de origen ecológico y naturales.
  • Variedad: en frutas y verduras (de todos los colores), cereales y harinas integrales, granos, pseudo-cereales, legumbres, aves, pescados, carnes (con moderación), huevos, frutos secos y semillas, algas, setas (todas ellas puesto que son el principal tesoro culinario para el cuidado del sistema inmunológico).
  • Alimentos probióticos y prebióticos como el yogur natural, kéfir, encurtidos, fermentados y germinados.
  • Alimentos funcionales como la miel natural de abejas o el té verde. La leche fresca de origen biológico si no se tiene intolerancia ni alergia a ella también es un alimento a incluir. El polen, la jalea real fresca y los súperalimentos.

Cocinar nuestra propia comida con cuidado, alegría. Puedes visitar La Cocina Ortomolecular donde encontrarás todo tipo de información útil al respecto.


Lo que debemos excluir de la dieta

Alimentos refinados, procesados, industrializados. Alimentos que no fueran de la región, temporada ni frescos.

Alimentos que nos causaran alergias e intolerancias alimentarias, por ejemplo libres de gluten o lactosa si fuera necesario (nunca por moda o tendencia).

Alcohol en exceso y también la toma indiscriminada de fármacos sin prescripción médica (por ejemplo la toma de antibióticos por qué sí cuando no son realmente necesarios, es el caso de muchas afecciones víricas donde se toman sabiendo perfectamente que no actúan frente a los virus, sino ante las bacterias).

De sobras es sabido que esto se carga toda la flora intestinal, lugar donde reside nuestro principal porcentaje de barrera de defensa del sistema inmune (80%),

Mucha gente se niega además a tomar probióticos cuando se le administran antibióticos, lo cual es un grave error, pues a la vez que se acaba con una bacteria se acaba también con la barrera de defensa del sistema inmunológico.

También se deben evitar  o no abusar de los alimentos que puedan generar cualquier tipo de degeneración celular: barbacoas, ahumados y quemados (todos ellos generadores de nitrosaminas, altamente cancerígenas).


Nutrientes que refuerzan las defensas

  • Vitaminas B, C, E, A y D.
  • Zinc, selenio, azufre, hierro, cobre, manganeso
  • Todos los productos de la colmena: jalea real, polen, miel, propóleo.
  • Todas las setas y hongos: reishi, shiitake, maitake, champiñón, boletus, cordiceps, etc.
  • Fitoterapia: equinácea, aloe vera, té verde y blanco, hesperidina, quercitina, carotenoides, rutina, flavonoides, bromelaína, escaramujo (utilizados principalmente para el tratamiento natural de las alergias/prevención de crisis agudas).
  • Algas: especialmente la chlorella y espirulina.
  • Probióticos de excelente calidad y en altas dosis (existen muchos tipos de cepas, algunas muy específicas que actúan más en unos campos que otros, pero en general todo probiótico es alimento para el sistema inmunológico).
  • Calostro, factor de transferencia, lactoferrina, serratiopeptidasa o serrapeptasa (enzima proteolítica, es un potente antiinflamatorio natural que tiene importantes efectos en algunas enfermedades autoinmunes), arabinogalactanos (fibra soluble que estimula el crecimiento de bacterias probióticas en el colon).
  • Antioxidantes (para hacer frente a los radicales libres) se encuentran en abundancia en el reino vegetal (frutas y verduras).

La mayoría de estos nutrientes se pueden encontrar en los alimentos, algunos otros como los factores de transferencia o el calostro no y deben ser administrados mediante suplementos. Se utilizan tanto para prevenir crisis de alergias, por ejemplo en primavera las típicas rinitis.

Lo ideal es empezar el tratamiento poco antes de la primavera para que los efectos sean más notables. Otra forma en la que se pueden tomar suplementos reforzadores y estimuladores del sistema inmune es en estados especiales: por ejemplo después de una quimio o radio terapia, tras una intervención quirúrgica, antes o durante el invierno.

Durante un estado gripal o resfriado común. Cuando se tienen enfermedades que deprimen el sistema inmunológico o en las declaradamente autoinmunes.

La toma de estos suplementos debería estar supervisada bajo estricto control profesional y en ciertas circunstancias ser consultado con su médico especialista.

Si lo que queremos es reforzar el sistema inmune para prevenir (estando sanos, sin tener ninguna enfermedad que afecte nuestro sistema inmunológico), podemos tomarlo algún tiempo sin problema.

Pero si los tomamos por alguna enfermedad autoinmune concreta será necesaria la supervisión de un profesional.

También te dejo este otro enlace sobre las propiedades de los alimentos por su color (fitonutrientes) una guía para saber qué alimentos puedes aumentar en tus platos para fortalecer tu salud.


Estilo de vida

Hábitos de vida saludable que nos ayudan a reforzar el sistema inmune

La práctica de yoga, que activan genes vinculados a una mejor respuesta inmune y reduce la inflamación y la oxidación celular.

Reforzar la inmunidad- Bionutrición Ortomolecular

El humor: un minuto de rabia debilita nuestro sistema inmune durante 5 horas, pero un minuto de risas lo activa durante 24 horas.

La meditación también ha demostrado con numerosos estudios científicos como es capaz de influir en la respuesta inmunológica.

Tomar el sol a las horas recomendadas sin protección para producir mayor cantidad de vitamina D. Se sabe que esta vitamina tiene importantes implicaciones en el mantenimiento de un sistema inmune sano.

La música es otra potente herramienta para aumentar la eficacia de nuestro sistema inmunológico.

Reforzar la inmunidad- Bionutrición Ortomolecular

Tomarnos la vida con calma, alegría y buen humor tiene en nuestro sistema inmune una influencia tan grande como para reforzarlo lo suficiente.

Bionutrición Ortomolecular

Descansar es de vital importancia y aprender a gestionar el estrés.


Aquí te dejo mi testimonio acerca de como la nutrición ortomolecular me ha ayudado a llevar mejor mis alergias respiratorias sobre todo, en primavera.

Insomnio

Insomnio-Bionutrición Ortomolecular

Insomnio: una pandemia de nuestro tiempo

En España el 30% aprox. de la población padece de insomnio transitorio (menos de 6 meses) y cerca del 15% de insomnio crónico (más de 6 meses), según datos del SEN (Sociedad Española de Neurología).

La mala calidad del sueño o lo que es peor, no poder ni siquiera conciliarlo durante toda la noche, es un estado cada vez más presente en la vida de las personas.

Las causas del insomnio pueden ser variadas (primarias) desde los problemas cotidianos que dan vueltas en la cabeza impidiéndonos conciliar el sueño, inadecuado estilo de vida o por causas concretas puntuales (cambios de horarios), hasta problemas neurológicos o enfermedades concretas (secundarias).

En cualquier caso, el insomnio siempre va de la mano con alguna situación de estrés importante y si con el tiempo no es bien tratado o superado puede derivar también en que nos veamos padeciendo ansiedad, depresión o incluso que enfermemos de otras cosas al debilitar nuestras defensas.


Consecuencias para la salud del insomnio a largo plazo

El insomnio trastorna profundamente la calidad de vida. Nos priva de un descanso reparador y esto es una cuestión muy seria. Dormir no solo es vital para reponernos de las actividades del día, sino también para el mantenimiento de la salud en general.

La falta de sueño reparador o la mala calidad del sueño influyen negativamente en el sistema inmunológico, digestivo, neurológico y anímico. Y por supuesto con el tiempo fomentará el desarrollo de un envejecimiento prematuro con todo lo que ello conlleva.

Numerosos estudios han confirmado que la falta de sueño adecuado favorece la obesidad, eleva el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, falta de memoria y problemas serios de concentración, hipertensión, problemas respiratorios, diabetes y trastornos gastrointestinales, cansancio crónico físico y mental y en las mujeres desequilibrios hormonales.

Los tratamientos clásicos proponen opciones farmacológicas y sin fármacos (corrección de la conducta e higiene de sueño), pero no siempre son suficientes.

Esto ocurre porque la falta adecuada de sueño a largo plazo acaba por desequilibrar la correcta producción de neurotransmisores y hormonas, algo que no siempre se tiene en cuenta en la ayuda para la regulación del sueño.

Otra cuestión importante que se pasa por alto son los biorritmos circadianos que tienden a desequilibrarse bruscamente en un estado de insomnio cronificado. Es por ello que ambas cuestiones deben ser tenidas en cuentas para conseguir devolver el sueño natural a quien sufre de insomnio.


Tratamiento natural del insomnio 

La importancia de la dieta y los hábitos saludables de vida

En nutrición ortomolecular además de un plan integral que incorpore una correcta higiene del sueño acompañado de un estilo de vida acorde y una corrección de las conductas perjudiciales (malos hábitos).

También se tiene muy cuenta el diseño de una dieta personalizada para el tratamiento del insomnio con alimentos que favorezcan un estado de tranquilidad y relajación, acompañando la dieta con suplementos naturales que ayuden a regular la correcta y suficiente producción de neurotransmisores que promuevan el sueño de forma natural.

En muchas ocasiones, sobre todo en el insomnio de causas primarias (estilo de vida desordenado, malos hábitos de sueño, etc.) o incluso cuando el insomnio está producido por causas secundarias (como por ejemplo por una enfermedad), la administración de sustancias naturales como vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales o fitoterapia pueden ayudar de forma eficaz y segura (sin efectos secundarios) a recuperar el sueño.

La nutrición ortomolecular cuenta con compuestos completos formulados para el tratamiento específico del insomnio de forma natural y sin ningún riesgo de adicción a largo plazo.

Está claro que para que el tratamiento sea realmente eficaz, no debemos olvidar incluir una rutina de ejercicios adecuada a nuestro estado de salud actual, emplearnos en aprender técnicas de relajación o practicar actividades como el yoga que favorecen enormemente un estado de calma y equilibrio.

Abandonar hábitos anti-sueño como ver televisión o estar frente al ordenador hasta tarde, también son cuestiones que deberán platearse a la hora de recuperar la calidad del sueño.


Buenos hábitos para superar el insomnio

  • Acostarse y levantarse siempre a las mismas horas, incluso aunque no se tenga sueño aún al meternos en la cama o aunque estemos muertos de sueño por la mañana
  • Leer antes de dormir ayuda a conciliar el sueño y desvía los pensamientos de los problemas
  • Cenar pronto, al menos 2 horas antes de acostarnos y optar por una cena ligera que sea rica en alimentos precursores del sueño. Seguir una dieta anti-insomnio es primordial para la regulación biológica de nuestro organismo y favorecer un sueño reparador
  • Prescindir de los excitantes a partir de las 17 horas en adelante, evitando ingerir bebidas como el café, alcohol, té o coca cola
  • Darnos un baño relajante antes de acostarnos con aceites esenciales que favorezcan un estado de calma
  • No ver televisión o usar el ordenador o el teléfono móvil o tablet a partir de determinadas horas, poco antes de irnos a dormir. Se ha comprobado que pasar tiempo frente a estos aparatos poco antes de la hora de sueño causa excitación e incrementa el insomnio
  • No realizar ejercicio físico intenso después de las 18 horas. Es preferible optar por actividades más equilibradoras como el yoga o la meditación y realizarlas en horas tempranas de la tarde
  • Buscar ayuda psicológica si es necesario para aprender a gestionar de forma más eficaz el estrés y las preocupaciones diarias que nos quitan el sueño. También es recomendable en casos donde el insomnio esté provocado por alguna enfermedad
  • Realizar acciones que nos despejen la mente y nos descarguen de las preocupaciones, como algún hobby que nos guste, compartir nuestros problemas con seres queridos o escribir en un diario aquello que “nos quita el sueño” hace que nos sintamos aliviados y se nos haga más llevadero
  • Si nos despertamos a media noche o en mitad del sueño, podemos levantarnos un momento, beber un vaso de agua y volver a la cama
  • Un ambiente adecuado también favorece el sueño, debemos procurar dormir en una habitación sin aparatos eléctricos, con colores claros y relajantes, sin luz ni ruidos molestos y con una temperatura adecuada (entre 18 y 22ºC)
  • Beber una infusión relajante antes de meternos en la cama, también es aconsejable. Junto con la dieta anti-insomnio la fitoterapia, la nutrición ortomolecular y un correcto estilo de vida podemos vencer el insomnio y reconquistar un sueño realmente reparador
  • Realizar un plan detox de transición hacia una alimentación más saludable

Plan DBV “Duerme Bien de Una Vez” 365 noches sin insomnio – GRATIS –

También puedes descargarte este plan anti-insomnio (totalmente gratis) y seguir los consejos que expongo en este ebook para combatir el insomnio crónico.

Incluye plan mensual con consejos de estilo de vida, dieta saludable para dormir mejor y suplementos recomendados para recuperar la calidad del sueño.

Qué encontrarás en esta completa guía anti-insomnio

  • Dieta anti-insomnio: con alimentos a evitar y alimentos que inducen a dormir mejor
  • Estilo e higiene de vida
  • Organización para gestionar el estrés eficazmente
  • Herramientas para relajarte y conciliar el sueño
  • Suplementos ortomoleculares, totalmente naturales para dormir mejor
  • Infografías anti-insomnio
  • Inspiración para dormir mejor
  • Consejos para vencer de una vez por todas, el insomnio
Plan-365-noches-sin-insomnio. Guía gratis para superar el insomnio

Ansiedad

Ansiedad-Bionutrición Ortomolecular

Ansiedad: qué es y cómo nos afecta

La ansiedad, ese estado de angustia, miedo y neurosis extrema que padecen un inmenso número de personas, puede acompañar a ciertas enfermedades o simplemente responder ante un estado excepcional de la vida.

Todos sabemos en cierta forma cómo nos afecta la ansiedad en nuestras vidas, pero en este post trataremos la ansiedad no puntual por hechos concretos que nos inquietan, sino como ese estado permanente (ansiedad crónica) en el que muchas personas viven continuamente y sienten como un impedimento para llevar una vida normal y tranquila.

La ansiedad también se relaciona con trastornos como la depresión, el estrés crónico o el insomnio.

La ansiedad puede iniciarse por hechos puntuales y traumáticos que sumergen a la persona en ese estado durante un tiempo determinado. Durante estos períodos convive con una extensa lista de síntomas muy característicos.

No te pierdas el post sobre la depresión aquí


Síntomas físicos y psicológicos de la ansiedad

  • Angustia
  • Insomnio, o dificultad para conciliar el sueño o tener un descanso reparador
  • Taquicardia, palpitaciones, dolor en el pecho
  • Fobias
  • Nerviosismo
  • Intranquilidad, desazón
  • Inseguridad
  • Falta total de apetito o por el contrario apetito exagerado
  • Trastornos gastrointestinales como diarreas, dolor abdominal, indigestión, vómitos, náuseas
  • Trastornos neurológicos como dolores de cabeza o migrañas
  • Sensación de ahogo (falta de aire)
  • Vértigos e inestabilidad, mareos
  • Tensión muscular, rigidez, entumecimiento, hormigueo
  • Cansancio, agotamiento, falta de energía, debilidad física
  • Sudoración excesiva, sofocos, escalofríos

Los síntomas psicológicos no hay que dejarlos a un lado, son tan importantes como el resto. La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo y mente ante una situación que nos supera, nos causa temor o que desconocemos, generalmente porque conlleva un cambio importante en nuestras vidas al que creemos que no sabremos cómo afrontarlo (ya sea por miedo, falta de seguridad o confianza en que podremos hacerlo).

Se trata de una situación por la cual todos hemos pasado alguna vez y superado con éxito, pero en algunos casos muy concretos la sintomatología se instala durante algún tiempo trastornando profundamente la vida de quien lo padece e impidiéndole llevar su día a día con normalidad.


Cómo nos ayuda la nutrición ortomolecular a superar la ansiedad

La ansiedad puede tener otros tratamientos más amigables, eficaces y exitosos que los clásicos farmacológicos. Existen tratamientos naturales que representan una ayuda real para el tratamiento definitivo de la ansiedad ya sea puntual o largo plazo.

El tratamiento natural de la ansiedad puede ser más largo y lento que otras opciones clásicas, pero sin efectos secundarios.

Propone un plan integral que abarca desde la nutrición (dieta específica), plan de ejercicios adaptado, estilo de vida y suplementos naturales reguladores de las hormonas y neurotransmisores para ayudar al organismo a regularse y aportarle todos los nutrientes que necesarios para llevarlo a un estado de calma y mejorar la gestión del estrés biológico.


La dieta: una aliada natural

La forma de alimentarnos es fundamental en el tratamiento de diversos trastornos y patologías.

En la base de una dieta antiansiedad, eliminaremos todos aquellos alimentos tóxicos, procesados y llenos de azúcar que tanto dañan a nuestras células y nos predisponen a desarrollar todo tipo de enfermedades.

Preferiremos alimentos naturales, frescos, ricos en aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales y prescindiremos de alimentos altamente excitantes.

La dieta debe adaptarse además a cualquier otro problema de salud que se pueda tener, para conjuntamente obtener el máximo beneficio de una alimentación reguladora y saludable que nos aporte soluciones y contribuya a un mejor estado de salud generalizada.


Suplementos naturales, no adictivos y sin efectos secundarios

Los suplementos naturales suponen una solución que no provocan efectos secundarios y no son adictivos.

En nutrición ortomolecular contamos con complejos naturales preparados específicamente para el tratamiento de diversos trastornos, entre ellos, la ansiedad.

En este caso serán imprescindibles compuestos que nos aporten: vitaminas, minerales, aminoácidos, adaptógenos, relajantes naturales, precursores de los neurotransmisores, ácidos grasos esenciales, reconstituyentes naturales y reforzadores del sistema inmunológico e intestinal.

La fitoterapia ortomolecular también se incluye en el tratamiento natural de la ansiedad, siendo muy eficaz los compuestos herbarios, ya sea en forma de cápsulas, en tisanas, tinturas o extractos de plantas.

Estilo de vida y plan de ejercicios

Un adecuado plan de ejercicios adaptados a las condiciones físicas de cada persona y un estilo de vida más saludable, es imprescindible para hacer frente a los retos de la vida aprendiendo a gestionar los momentos de tensión que puedan hacernos caer nuevamente en un estado de ansiedad.


Tratamiento natural integral de la ansiedad

Realizar actividades que nos ayuden a regularnos y nos enseñen a relajarnos

  • Yoga, TaiChi, ChiKung
  • Meditación
  • Mindfulness
  • Caminar/pasear en entornos naturales o realizar actividades como la equinoterapia 
  • Realizar ejercicio adaptado (bicicleta, nadar, danza, correr, etc.)
  • Acudir a psicoterapia
  • Realizar actividades que nos relajen o nos ayuden a distraernos, como una afición o hobby
  • La música, la pintura, los trabajos manuales, la lectura o el contacto con la naturaleza se encuentran entre las actividades con comprobado efecto relajante

Es importante es analizar la causa principal de nuestra ansiedad y hacer por eliminarla, ya sea aprendiendo a gestionar el estrés o a cambiar ciertas condiciones y circunstancias de nuestra vida actual con las que no estemos contentos.

Optar por ambientes relajados, con colores claros, aromas agradables y luz adecuada que nos inviten a la relajación.

Llevar a cabo una rutina en nuestras actividades más importantes, como dormir y levantarnos siempre a la misma hora (durmiendo al menos 8 horas), comer a horas donde podamos hacerlo de forma tranquila y sin prisas y encontrar un momento del día para parar y tomarnos un descanso por pequeño que sea.

Todas estas acciones sumadas a una alimentación y suplementos adecuados nos llevarán sin duda alguna al éxito total.

Al cabo del tiempo comenzaremos a sentirnos mucho más tranquilos, notando como la ansiedad desaparece casi sin darnos cuenta, viéndonos llenos de energía y con ganas y alegría para enfrentarnos de nuevo a la vida.

Cada persona es única y por ello llevará tiempos diferentes conseguir hacer desaparecer la ansiedad por completo, pero se logrará gracias a tratamientos amigables y sin efectos secundarios como los que propone la nutrición ortomolecular.


Descarga – GRATIS – Dieta Antiansiedad con suplementos naturales

Dieta Antiansiedad by Bionutrición Ortomolecular
Descarga gratis el ebook de la dieta antiansiedad

Bibliografía

7 remedios homeopáticos para tratar la ansiedad

Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa-Bionutrición Ortomolecular

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Aunque en la actualidad abunda la información acerca de las intolerancias alimentarias en general, la intolerancia a la lactosa en muchos casos queda como última posibilidad de origen de una extensa lista de síntomas que no se asocian con ésta.

Este tipo de intolerancia puede tardar tiempo en manifestarse, pero si existe acabará por hacerlo y los síntomas con que da la alarma suelen ser muy claros y casi nunca relacionados con este problema.

Tipos de intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa- Bionutrición Ortomolecular
Tipos de intolerancia a la lactosa  

Se trata de un tipo de intolerancia que puede darse desde el nacimiento o desarrollarse al cabo del tiempo por diferentes causas (déficit de lactasa sobre todo en la edad adulta).Otra razón bastante común suelen problemas intestinales de malabsorción (en el celiaquismo por ejemplo) o bien por defecto congénito (una de las más escasas).

Intolerancia a la lactosa- Bionutrición Ortomolecular
Molécula de lactasa

En cualquiera de estos casos, estas condiciones harán que se deje de producir “lactasa” la molécula encargada de romper la lactosa para poder digerirla. Las tendencias actuales de modas nutricionales (tomar alimentos sin lactosa porque sí) incitan a la llamada “intolerancia a la lactosa auto-inducida”. Algo que se está dando de forma bastante común hoy en día.


Síntomas de intolerancia a la lactosa

La sintomatología de intolerancia a la lactosa se presenta casi siempre, con las siguientes molestias, en mayor o menor medida.

  • Dolor abdominal
  • Molestias intestinales, gases, hinchazón
  • Diarrea crónica
  • Dolores de cabeza y/o migrañas
  • Erupciones en la piel
  • Dolor en las articulaciones
  • Falta de vitalidad, cansancio, fatiga, desgano
  • Agravación de las enfermedades respiratorias como el asma
  • Malnutrición y deficiencias nutricionales
  • Náuseas, vómitos (aunque no siempre se dan en todos los casos)

Todos estos síntomas, son muy comunes en una intolerancia a la lactosa, y normalmente no suelen relacionarse con este problema. Varios o todos los síntomas pueden presentarse a la vez, inmediatamente después de haber ingerido un alimento que contenga lactosa o al cabo de un rato.

Mientras mayor es el grado de intolerancia, mayores serán las molestias ocasionadas por los síntomas, durarán más tiempo y el malestar general será cada vez más intenso.


Detectando la intolerancia a la lactosa

Si bien existen pruebas de laboratorio muy fiables para realizar el diagnóstico certero de la intolerancia a la lactosa, se puede en un primer momento realizar una prueba por “descarte”.

Si se sospecha claramente que puede existir la intolerancia, se deberá dejar de tomar al menos durante tres semanas todos los alimentos que contengan o sean sospechosos de llevar lactosa. Esta pequeña prueba requiere ante todo, mucha disciplina y no saltarse nunca ni un solo día si realmente hay interés en comprobar si existe o no la intolerancia.

Es recomendable realizarla cuando tras comprobar la lista de síntomas, se pueda pensar que se trate de una intolerancia a la lactosa.

Intolerancia a la lactosa- Bionutrición Ortomolecular

Qué alimentos deberíamos eliminar para realizar la prueba de descarte

  • Leche de origen animal (vaca, cabra, oveja), líquida o en polvo
  • Yogures y postres lácteos
  • Mantequilla y margarina
  • Nata
  • Helados
  • Quesos de todo tipo
  • Chocolate con leche
  • Zumos y batidos industriales
  • Cereales, bollería que pueda ser susceptible de contener lactosa
  • Golosinas, embutidos que contengan lactosa
  • Todo tipo de alimento industrializado que pudiera contenerla, para lo cual se deberá leer atentamente todas las etiquetas

Semáforo alimentario para intolerantes a la lactosa

Intolerancia a la lactosa- Bionutrición Ortomolecular
Semáforo alimentario para intolerantes a la lactosa

Durante tres semanas completas se deberá llevar una dieta libre de lactosa completamente, suspendiendo la toma de todos los alimentos mencionados, sin excepción.

Es recomendable anotar en un diario o cuaderno el día de comienzo así como los síntomas que se tengan en ese momento y llevar un registro periódico de esas tres semanas. Al finalizar se debería observar si los síntomas continúan, han disminuido o incluso desaparecido. Lo importante es llevar un registro adecuado cada día mientras dure la prueba.

Si notamos alguna mejoría o una considerable reducción de la sintomatología, podremos considerar seriamente que sí existe una clara intolerancia a la lactosa, con lo cual deberíamos acudir a la consulta de un profesional y solicitar asesoramiento para llevar una dieta equilibrada y aprender con qué alimentos podemos sustituir todos aquellos que hemos quitado de nuestra dieta habitual.

Ten en cuenta que hoy en día existen muchas opciones saludables (por ejemplo alimentos sin lactosa o deslactosados) para llevar una dieta sin lactosa que no convelle deficiencias ni carencias nutricionales así como restaurantes que ofrecen menús completos para personas con intolerancias alimentarias.

Si quieres saber más acerca de las intolerancias alimentarias y como se manifiestan en nuestro organismo o cómo nos afectan a la salud, no te pierdas este post sobre las intolerancias alimentarias.

Y si quieres saber más acerca de la intolerancia a la lactosa, puedes pinchar aquí.

Dieta saludable en la infancia

Alimentación saludable en la infancia-Bionutrición Ortomolecular

La importancia de una dieta saludable en la infancia

Algo que preocupa a madres y padres, es el clásico: ¿cómo consigo que mi hijo tenga una dieta saludable?

Enseñar a los niños a cocinar, apasionarse por la comida y hacerlo participar a la hora de preparar los platos así como elegir los alimentos e ingredientes es fundamental para que aprendan a tener una alimentación saludable en la infancia.

A través de mis años de experiencia como nutricionista ortomolecular infantil he comprobado como de esta forma, los niños se motivan e interesan por la comida (sobre todo la saludable) cuando se les involucra en el proceso de “creación de su propio plato”.

La mayoría de los padres sufren verdaderos quebraderos de cabeza a la hora de la cena. Y en nuestro modo de vida actual, estresante y siempre con prisas para todo, pretendemos que los niños se sienten cada noche relajados a disfrutar de la cena sin haberles prestado la más mínima atención el resto del día.

Los niños, que también sufren de estrés infantil, acaban por negarse a comer cualquier alimento saludable que los padres le ponen en sus platos. Esto crea una verdadera batalla campal en la mesa casi a diario.

Las consecuencias de este “conflicto familiar” que se da muy a menudo en todos los hogares con niños pequeños, es un desgaste para los padres que, como no saben, no conocen o no encuentran soluciones creativas y eficaces para que sus hijos coman de todo, acaban por rendirse y dejarles ganar la batalla.

Esta actitud de resignación pasiva, traerá como resultado de una incorrecta nutrición otros inconvenientes, derivados de un tipo de alimentación desordenada, pobre en nutrientes de calidad y escasa en alimentos saludables que ocasionará serios problemas de salud futuros (no tan lejanos) a sus hijos.

La obesidad infantil está en pleno crecimiento por este tipo de problemas.

Bionutrición Ortomolecular

Consecuencias de una dieta incompleta en la infancia

Una alimentación inadecuada trae problemas que todos conocemos bien. Pero en la infancia las consecuencias son mucho peores.

Los niños están en plena edad de crecimiento, en su más elevado nivel de desarrollo en todos los aspectos: físico, mental, intelectual, cognitivo, óseo, etc.

El hecho de que un niño hoy en día tenga pleno acceso a todo tipo de alimentos no significa que ese acceso sea a los alimentos más adecuados a sus condiciones y necesidades nutricionales. Clic para tuitear

Muchos padres dejan a sus hijos comer gran cantidad de “porquerías”, fast-food sin límites o alimentos que carecen de nutrientes esenciales, como salchichas, patatas fritas de bolsa, golosinas, etc.

En cambio a la hora de sentarse a comer a la mesa, son muy pocos los niños que de verdad han aprendido a comer saludablemente o se niegan a ingerir esa clase de alimentos.

El mejor ejemplo de una alimentación saludable en la infancia, es que los niños vean elegir a sus padres alimentos sanos y nutritivos. Clic para tuitear

Una infancia en donde no se cuida la dieta, acarrea problemas de crecimiento y desarrollo, físico e intelectual.

El sistema inmunológico del niño será siempre débil, con propensión a contraer infecciones, facilidad para resfriarse y estar siempre cansado. Tener un esqueleto más débil (fácilmente fracturable) y con una merma en sus capacidades intelectuales y cognitivas.

Desarrollará patologías asociadas a una alimentación rica en azúcares refinadas y grasas saturadas, como el síndrome metabólico que incluye la diabetes de tipo II, hipertensión, sobrepeso y obesidad y colesterol y triglicéridos elevados, lo cual contribuye a ganarse números para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Las intolerancias alimentarias y alergias también deberán vigilarse y tratarse adecuadamente.

No obligar nunca al niño a comer si dice que no tiene hambre o castigarlo por ello. Una verdadera dieta saludable en la infancia, tiene en cuenta la forma en que los niños comen, algo tan importante como lo que comen.


Enseñar a los niños a elegir alimentos saludables

Dieta saludable en la infancia- Bionutrición Ortomolecular

Una de las mejores cosas a poner en práctica con total éxito, para que los niños tengan una dieta saludable en la infancia, es la de hacerles participes de lo que están por comer.

Entrar con los niños a la cocina, es algo que requiere de paciencia y una enorme dosis de creatividad. Pero también del interés por parte de padres en mejorar seriamente la salud presente y futura de sus hijos. Somos lo que comemos, y esto es una verdad irrefutable.


Alimentación saludable en la infancia

10 consejos fáciles de poner en práctica para que los niños coman saludablemente

Dieta saludable en la infancia- Bionutrición Ortomolecular. 10 consejos fáciles de poner en práctica para que los niños coman saludablemente
  1. Hacer la compra con los niños, implicándolos en la elección de los alimentos (elegir las frutas, verduras, hortalizas, etc.) dando todas las explicaciones que sean necesarias para incentivarlos a la elección de estos alimentos.
  2. Preguntar al niño: ¿te gusta? ¿lo has probado? ¿quieres o prefieres probarlo antes de decidir que no te gusta? ¿vamos a prepararlo juntos?
  3. Cocinar con el niño: entrar en la cocina con él con ilusión y paciencia y enseñarle a preparar platos divertidos y sabrosos, involucrando al niño en todo el proceso.
  4. Fomentar la elección de alimentos saludables, explicándole que esos alimentos los cocinaréis juntos y será muy divertido.
  5. Explicar al niño todas las cuestiones que sean posibles acerca de por qué se debe preferir elegir un alimento más sano frente a otro que no lo es. Su maleable mente impresionable está perfectamente abierta a recibir información fresca que contribuya a moldear sus gustos culinarios adecuadamente.
  6. Para mayor motivación se puede proponer al niño realizar una reunión con sus pequeños amigos en la cocina, que el niño invite a sus amigos a cocinar juntos bajo la supervisión de un adulto. Por ejemplo, la navidad es una ocasión perfecta para preparar galletas de jengibre, bizcochos de canela y cacao, frutas con formas divertidas, etc.
  7. El objetivo principal es que el niño se entusiasme por alimentos saludables y los prepare en compañía de sus padres, hermanos, abuelos, etc.
  8. Todos deben probar la comida preparada con el niño, sin excepción. No hay mejor ejemplo a seguir para el niño que hacer lo que vea hacer a sus mayores.
  9. Con esta estrategia se puede y se debe ir incorporando a la dieta cada día, nuevos alimentos saludables (frutas, verduras, hortalizas, pescados, frutos secos, etc.) e ir excluyendo de la dieta alimentos nada recomendables (salchichas, embutidos, galletas llenas de azúcar industrial, etc.)
  10. Si tienes espacio adecuado y suficiente, crear un pequeño huerto con los hijos es una de las mejores opciones para que se entusiasmen por la “healthy food

5 Ideas para que los pequeños se diviertan en la cocina

Dieta saludable en la infancia- Bionutrición Ortomolecular. 5 Ideas para que los niños se diviertan en la cocina
  1. Para que coma más fruta fresca: enséñale a preparar zumos, batidos o smoothies naturales, permítele que experimente sabores, aromas y colores.
  2. Para que coma más verdura y hortalizas frescas: existen utensilios de cocina para cortar fruta y verdura con infinidad de formas divertidas.
  3. Para que coma más pescado: enséñale el sabor que aportan las hierbas y las especias y también las verduras.
  4. Para que deje de comer snacks poco saludables como patatas fritas: sustitúyelos por frutos secos, yogures con semillas, galletas de harina integral elaboradas por ellos mismos, ensaladas de frutas, batidos elaborados en casa con leches vegetales, tortas de arroz con tomate natural, entre otras cientos de ideas más.
  5. Establecer un día de fast-food healthy: pizza vegetal casera o hamburguesas vegetales elaboradas con legumbres y verduras en pan integral con semillas.

Poner en práctica estos consejos es más fácil y divertido de lo que imaginamos. Tener una alimentación saludable en la infancia, es una inversión en salud a largo plazo.

Se trata de ser pacientes y encontrar la motivación sabiendo que ayudaremos a los niños a apreciar la comida, el sabor, la elaboración de sus propios platos y que estaremos invirtiendo tiempo y conocimiento en mejorar la calidad de vida y la salud de los hijos a través de una dieta completa, saludable y equilibrada.

Terapia de megavitaminas

Terapia de megavitaminas- BIonutrición Ortomolecular

¿Se utilizan siempre megadosis de vitaminas en la nutrición ortomolecular?

El término ortomolecular tiene origen en el prefijo “orto” (del griego “orthos”) que significa “óptimo” pero éste no necesariamente hace referencia a megadosis de vitaminas, minerales u otros nutrientes específicos utilizados en la terapia ortomolecular.

Aunque inicialmente la nutrición ortomolecular fue concebida como una “terapia de megavitaminas” no siempre estos términos se refieren a la necesidad de utilizar dosis elevadas de estas sustancias.


La Nutrición Ortomolecular: Nutriterapia, la medicina preventiva del futuro

BioEco Actual

Megavitaminas: una exageración nada realista

El término terapia de megavitaminas es una exageración malinterpretada de lo que en la ortomolecular son dosis óptimas (por encima de las normales pero por debajo de dosis que puedan ocasionar cualquier peligro para la salud). Se tratan de dosis seguras y altamente eficaces aplicadas en los tratamientos de nutrición celular activa.

En la actualidad la mala prensa y los competidores asustados por la efectividad de la nutrición ortomolecular han creado una grave confusión al respecto. En la nutrición ortomolecular se utilizan estos nutrientes en dosis por encima de la RDA, pero esto no significa que suponga un peligro para la salud.

El planteamiento de emplear dosis por encima de las recomendadas por la RDA se debe especialmente a la intención de provocar un impacto dentro de la célula que active y estimule la correcta capacidad de sus funciones.


El impacto celular

A dosis normales, más bajas o por debajo de la RDA este efecto que presenta resultados comprobables y exitosos de aplicar la «terapia de megavitaminas» no tendría lugar. Es lo que los nutricionistas ortomoleculares llamamos “impacto celular”.

¿Y por qué es necesario provocar ese impacto celular? Sobre esta cuestión se fundamenta gran parte de la nutrición ortomolecular. Por un lado tenemos como consecuencia del estilo de vida y la alimentación actual, el desarrollo de trastornos de origen crónico e inflamatorio debido a la enorme cantidad de xenobióticos que introducimos en nuestro cuerpo.

Esta acumulación que roba al organismo nutrientes, acaba con el tiempo produciendo desnutrición celular, lo que deriva en deficiencias que provocan la necesidad de cubrirlos con dosis óptimas de suplementos para devolver la capacidad de equilibrarse al organismo.


Los suplementos, complementos de la alimentación actual y de la terapia de megavitaminas

Terapia de megavitaminas-Bionutrición Ortomolecular

Las vitaminas son los grandes cofactores de numerosas funciones enzimáticas que se producen en el interior de la célula. Si ésta no encuentra la cantidad de nutrientes necesarios que le permitan realizar sus funciones de forma eficiente, necesitará entonces introducirlos desde el exterior.

Todos sabemos que esto con el tipo de alimentación industrializada que llevamos en la actualidad y el estilo de vida estresante que nos acompaña, nunca se produciría si no fuera con la ayuda de estos nutrientes de forma exterior.

Es en dependencia de los factores individuales (estado de salud, fármacos que se ingieren, etc), estilo de vida y alimentación que se personalizan estas dosis, no llegando nunca en el tratamiento de apoyo a enfermedades crónicas ni agudas a dosis “súper elevadas o peligrosas para la salud” como muchos creen erróneamente.


Dosis seguras y efectivas

Las dosis de nutrientes (ya sean vitaminas, minerales, aminoácidos, etc.) se emplean en la nutrición ortomolecular de forma segura y sin peligro alguno, teniendo en cuenta que una pequeña dosis por encima de la RDA es lo que devuelve en la mayoría de los casos, el equilibrio perdido a la célula.

Lo que le permite volver a estar en funcionamiento eficazmente y hacer frente con mayor eficiencia al organismo a cualquier cosa que deba enfrentarse.

En nutrición ortomolecular se habla por tanto de “dosis óptimas” y solamente de terapia de megavitaminas o megadosis en casos especiales en los que son aplicadas dosis elevadas de estos nutrientes bajo estricto control médico (normalmente por licenciados en medicina y por vía endovenosa y no solamente oral).

También para el tratamiento de enfermedades agudas específicas como apoyo a los tratamientos de medicina alopática, en caso contrario se administrarán dosis igualmente óptimas sin llegar a ser “mega dosis peligrosas” como muchos desconocedores de la nutrición ortomolecular creen que se emplean sin más.


No es necesario suplementarse siempre

En cuanto al tiempo de toma de estos suplementos dependerá de cada caso en particular, pero gracias a la alta biodisponibilidad y eficaz penetración celular de los nutrientes empleados, se administran durante un tiempo mucho menor por ejemplo a lo que se hace con medicamentos normales (fármacos).

Son las propiedades específicas, la calidad y las dosis óptimas las que hacen posible los resultados rápidos y visibles de la nutrición ortomolecular.

Hablar si más propiedad sobre la nutrición ortomolecular clasificándola sin conocimiento ninguno como una terapia de megavitaminas peligrosa es un grave error que demuestra la ignorancia y falta de información contrastada al respecto.

Existen límites de dosis para ciertos nutrientes, teniendo muy cuenta que ciertas sustancias en dosis elevadas o “megadosis” pueden repercutir negativamente en la salud si son empleadas sin control y sin un criterio que las justifique.

De ahí que un nutricionista ortomolecular sepa exactamente qué dosis puede recomendar de cada nutriente sin ocasionar ningún tipo de peligro para la salud de sus pacientes.


Nutrición ortomolecular, segura y eficaz

Nutrición ortomolecular: ¿sinónimo de terapia de megavitaminas siempre? Clic para tuitear

Muy por el contrario de lo que se extiende bajo la oscuridad de la ignorancia y el miedo, un profesional de la ortomolecular no prescribe megadosis (porque lo hace en dosis óptimas) sin poner en peligro la salud de nadie.

El paciente debe saber que cualquier suplemento que su nutricionista ortomolecular le pueda recomendar, será en primer lugar en dosis óptimas seguras y en segundo lugar de una calidad extraordinaria.

Todos los nutrientes recomendados  serán de excelente penetración celular, sin aditivos, sin gluten, sin lactosa, sin azúcares, con una alta biodisponibilidad y con la seguridad de que devolverá el equilibrio celular perdido fortaleciendo su salud bajo todos los estándares y protocolos de seguridad empleados en la terapia ortomolecular.

El término ortomolecular tiene origen en el prefijo “orto” (del griego “orthos”) que significa “óptimo” pero éste no necesariamente hace referencia a megadosis de vitaminas, minerales u otros nutrientes específicos utilizados en la terapia ortomolecular.

Aunque inicialmente la nutrición ortomolecular fue concebida como una “terapia de megavitaminas” no siempre estos términos se refieren a la necesidad de utilizar dosis elevadas de estas sustancias.


Si quieres saber más acerca de cómo actúan los suplementos nutricionales en el organismo, te recomiendo leer:

Diferencias entre suplementos y medicamentos

Estrés crónico

Estrés crónico-Bionutrición Ortomolecular

Nutrición biológica en el estrés crónico

Se ha definido el estrés como la mayor epidemia de nuestro siglo conjuntamente con la depresión.

Aunque todos sabemos qué es el estrés la realidad nos golpea en toda la cara si tenemos en cuenta que, no se le da la relevancia de los efectos demoledores que tiene en nuestras vidas.

He buscado en la OMS la definición de la palabra estrés y no he conseguido encontrar mucho, excepto que la define de la siguiente forma: “conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”.

Por su parte la RAE lo define como:“tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves”.

Aunque ambas definiciones son correctas, son también bastante básicas. La definición actual de estrés debería abarcar algunas líneas más, sobre todo teniendo en cuenta el peligro aparentemente silencioso que supone hoy día como amenaza específica para la salud y el bienestar general.

La Wikipedia por otra parte, expone la definición de estrés más completa.

El estrés que antiguamente nos protegía de peligros, ahora se ha convertido en enemigo público número uno de la salud mundial.

Los datos crecen año tras año y son cada vez más abrumadoras las consecuencias que tiene para la salud y la sanidad. Si hablamos del “eustrés” o el conocido por estrés bueno, el que nos hace tener más empuje de forma positiva, entonces no hay peligro.

El organismo se halla en un estado moderado y de equilibrio entre la salud y el entorno. Pero cuando hablamos del “distrés” o estrés malo el panorama cambia radicalmente.

La gestión ineficaz del estrés lo encontramos en las consecuencias que tiene para la salud, provocando una mayor incidencia de las enfermedades coronarias, cardiovasculares, neurológicas, digestivas, del sistema inmunológico y nervioso.

El alto coste en padecimientos de origen psicológico como la ansiedad, la depresión, la apatía, la falta de interés por el entorno o el bajo rendimiento laboral tiene consecuencias para las empresas.

Los empleados deben causar bajas laborales para recuperarse de la incipiente gestión por un lado del estrés por parte de la sanidad y por otro, por parte de la sociedad que en vez de atajar el problema inteligentemente, lo hace empeorando más las cosas, con más presión sobre las personas.

Existe una malsana tendencia social y generalizada a creer que estar ocupados todo el tiempo es algo bueno o sano.

Algo que se ha propagado en todas las culturas modernas, cargadas por una filosofía dañina de la sociedad de consumo, súper-producción y alta competitividad.

Si bien la esperanza de vida ha aumentado en el último siglo gracias a avances en la medicina o el estilo de vida, contamos con grandes agujeros que nos socavan ese logro.

Una de estas terribles grietas es sin duda el estrés crónico y permanente al que se somete al ser humano a ser más productivo, más competitivo y el “más mejor” en todo (el más rico, más guapo, más listo, etc.).

Esto tiene graves consecuencias para la vida de las personas, empezando por un estado de salud, que se deteriorará lenta o más rápidamente dependiendo de las circunstancias individuales y del entorno.


Un grave problema de salud pública, ignorado

Los servicios de sanidad pública, principalmente de atención primaria no se hallan preparados eficazmente para atender realmente el grave problema que supone tener en sus consultas a personas que sufren de estrés crónico, ni proponer un tratamiento adecuado.

A veces ni siquiera se tiene en cuenta que, el estrés es el desencadenante principal de muchos problemas de salud crónicos.

No existen programas que propicien un estilo e higiene de vida en favor de reducir los altos niveles de estrés, ni orientación nutricional (algo que es fundamental) para ayudar a regular el organismo a través del aporte correcto de nutrientes.

No se ofrece terapia psicológica de calidad ni continua. Ignoran los altos beneficios de herramientas milenarias como la meditación o el yoga.

No se establece un plan de ejercicios adaptados para mejorar la calidad de vida.

No se hace en definitiva, nada productivo ni eficaz para reducir los altos niveles de estrés crónico en la población en general.

Toda esta incipiente gestión tiene tremendos costes para la sanidad, que medicaliza a todos por igual sin indagar, interesarse o ir más allá en su intención de ayudar realmente a las personas.

El aumento de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, neurológicas o por depresiones crónicas irán en aumento sin importar mucho más.

Engrosarán las enormes listas de estadísticas que una vez más, deberían servir para buscar una solución definitiva y eficaz y no ser unos números sin más.


Causas principales del estrés crónico, estrés malo o distrés

Entre las causas principales del estrés crónico se establece prioritariamente el estrés laboral, con todas la variantes posibles como causas estresoras: la alta competitividad, ambiente laboral agresivo o inapropiado (por falta de seguridad por ejemplo), sobrecarga laboral, conflictos en las relaciones laborales, lidiar con jefes incompetentes o perder en trabajo y la dificultad para encontrar otro nuevo.

Otros factores son las relaciones personales, psicológicas, sociales, físicas, ambientales y del entorno. Las enfermedades también se consideran un factor estresor tanto las de origen crónico como las agudas.

Los grupos más vulnerables incluyen tanto hombres como mujeres en edad laboral, los niños en edad escolar, las amas de casa y madres y padres de familia, los altos cargos ejecutivos y empresarios.

Algunos segmentos de la población como los profesionales sanitarios (médicos, enfermeras) y educadores (profesores, cuidadores) son otro grupo de especial vulnerabilidad frente a los efectos del estrés crónico.


Consecuencias para la salud del estrés crónico

Todos sabemos qué es el distrés. ¿Pero somos conscientes de las terribles consecuencias que con el tiempo tiene para nuestra salud?

Se ha clasificado la reacción al estrés según el estímulo-respuesta que un individuo puede tener frente al agente estresor de una manera u otra, siendo en todos los casos comprobable científicamente por pruebas de laboratorio y por tanto cuantificables, los efectos del estrés en el organismo.

En un primer momento el organismo responderá biológica y psicológicamente (reacción de alarma) ante el estímulo estresor, poniendo en marcha un mecanismo de ajuste homeostático muy complejo que servirá para adaptarse al momento (resistencia o adaptación).

Pasado el momento de peligro, si nuestro organismo se encuentra en real equilibrio, no tendrá problema alguno en auto-regularse y volver a un estado biológico normal.

Si al pasar el momento de máximo estrés vivido, este estado biológico se perpetua, los problemas empezarán sin duda a surgir uno a uno al tiempo, se trataría pues, del estado de agotamiento.

Todo este proceso se conoce como Síndrome General de Adaptación (SGA) que engloba los procesos de 1-Reacción de alarma, 2- Resistencia o adaptación, 3- Agotamiento.

Los efectos del estrés sobre el organismo tenderán a presentarse en etapas, distinguiendo efectos inmediatos, a medio y largo plazo.


Los efectos del estrés a corto, medio y largo plazo

Entre los efectos que encontramos, daremos mayor importancia a los que suelen presentarse a medio y largo plazo por suponer un verdadero peligro para la salud y la vida en general de las personas.

Físicas: desarrollo de enfermedades y trastornos

Insomnio, ansiedad, depresión leve, trastornos del apetito (demasiado o muy poco), dolores de cabeza crónicos, migrañas, debilitamiento del sistema inmunológico con tendencia y facilidad para contraer infecciones frecuentes, dolores musculares, falta de vitalidad, bajos niveles de energía, problemas de concentración y memoria, cansancio crónico (normalmente por mala calidad del sueño).

Variaciones en el peso y temperatura corporal, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, trastornos hormonales (tiroides, adrenales), trastornos digestivos, pérdida de la libido, abuso de sustancias adictivas.

Psicológicas y emocionales

Depresión, ansiedad, falta de autoestima, desvalorización personal y profesional, relaciones personales dificultosas, aislamiento social, agresividad, pérdida de interés por el entorno y las relaciones personales y sociales, desinterés general y apatía, falta de motivaciones.

Incapacidad para tomar decisiones, incapacidad para desconectar del entorno laboral o foco de atención que causa el estado de estrés crónico, pérdida de confianza en el entorno, obsesión por el control y la perfección.

Inflexibilidad mental que impide realizar un cambio en el estilo de vida, incapacidad para priorizar (tener en cuenta lo que es realmente importante de lo que no lo es), negarse a recibir ayuda o no reconocer que tiene un problema de salud llamado “estrés”.

Sociales

Falta de comunicación real con el entorno, en donde el entorno de la persona desconoce el verdadero grado de profundidad del problema que se tiene. O bien desvalorización por parte del entorno del problema, restándole importancia a un estilo de vida “estresante” donde todos están siempre “demasiado ocupados” porque eso es lo “normal” y “no pasa nada”.

O lo que es peor: agravar el estado de estrés de quien lo padece culpabilizándole por su mal momento, con acusaciones del tipo «eres un negativo de la vida», «cambia el chip» y frases similares que son totalmente contraproducente para el estado tan delicado por el cual se está pasando.

El estrés crónico cuando va acompañado de insomnio, ansiedad y depresión se convierte en una capa de aislamiento social muy profunda, puesto que al no encontrar apoyo en el entorno, las personas que lo padecen deben sumar el sentimiento de «sentirse solas e incomprendidas».

En el entorno social se incluye tanto el círculo personal y familiar como laboral de la persona.


¿Qué se propone para reducir estos altos niveles de estrés?

La medicina tradicional normalmente aconseja descanso y procurar relajarse, algo que prácticamente nunca se consigue sin más.

Estos consejos que son dados sin proporcionar más pautas que de verdad orienten en la dirección correcta, son acompañados de fármacos: para dormir, para la ansiedad, para la hipertensión, para los dolores musculares, etc. Con lo cual el problema ni se soluciona ni se reduce.

Por otra parte existen alternativas con un enfoque multifactorial, eficaz y sin efectos secundarios que la mayoría de las veces no se tiene en cuenta a la hora de diseñar un tratamiento personalizado del estrés crónico.

Para poder atender todas las necesidades que una persona con un estado de estrés cronificado presenta, hace falta conocer con la mayor exactitud y profundidad posibles su vida: laboral, personal, estado físico, psicológico, nutricional, etc. y partir de esta base a la hora de trazar un tratamiento que realmente le ayude.

En la nutrición ortomolecular cuando nos referimos al tratamiento del estrés crónico en realidad lo que estamos diciendo es: estilo de vida saludable, adaptado a los gustos y necesidades de la persona con herramientas que incluyan además de una correcta nutrición (alimentación), una serie de posibilidades donde pueda elegir con cuáles empezará a realizar ese cambio de vida.


El tratamiento integral del estrés crónico

Un plan anti-estrés eficaz debería incluir: 

  • Alimentación: adaptada a la situación personal, pero ponderando una dieta alta en triptófano.
  • Suplementación natural eficaz como ayuda urgente para la regulación biológica de neurotransmisores (que siempre se ven afectados), sistema inmune, sistema digestivo y otros trastornos que hubiera que tratar ya sea conjunta o aisladamente.
  • Empleo de técnicas milenarias de equilibrio mental, emocional y físico como son: el yoga, el TaiChi, Chi Kung, pranayama, meditación (MT, meditación transcendental), meditación zen, mindfulness.
  • Higiene de vida: ambiente donde se vive (teniendo en cuenta desde el color de las paredes hasta los aromas) donde todo lo que nos rodea nos ayude a propiciar un estado de calma.
  • Gestión del tiempo: aprendiendo a dar prioridad a lo realmente importante y a organizar las tareas otorgando un momento a cada cosa (dormir, comer, trabajar, ocio, descansar, etc.)
  • Musicoterapia: donde métodos como el Tomatis son eficaces en el tratamiento del estrés crónico.
  • Terapia psicológica: enfocada a la toma de conciencia y acciones para emprender un cambio en el estilo de vida o aprender a gestionar eficazmente el estrés.
  • Ejercicio físico adaptado: según necesidades individuales, el ejercicio debe estar siempre basado en las particularidades de cada uno, lo que a unos les relaja, a otros los activa.

Otras acciones desestresantes son:

  • Contacto con la naturaleza: dar prioridad al contacto con la naturaleza regula por sí solo el organismo, propiciando un estado de calma y relajación y de comunión con la vida.
  • Espacio para el ocio, tiempo libre y relaciones personales y sociales: la regulación de las relaciones y el tiempo que dedicamos a cada una de ellas es primordial para mejora de la calidad de vida.
  • La realización de actividades de ocio o que nos proporcionen placer (pintar, escribir, leer, manualidades, jardinería, pasear, escuchar música, etc.), es importante averiguar cual es la que mejor nos va para priorizar la urgente necesidad de “desconectar” y aprender a hacerlo.
  • Organización del trabajo: si es preciso buscar ayuda profesional especializada a fin de aprender a gestionar el trabajo en cuanto a tiempo, tareas, eficiencia y eficacia. Responsabilidad, límites entre lo laboral y personal, gestión del entorno laboral, etc. En la actualidad existen profesionales especializados en estos campos (coaching)
  • Si se considerase necesario, realizar una cura de sueño bajo supervisión profesional.

Para tener siempre en cuenta

El estrés no debe nunca ser tomado como un hecho sin importancia que pretende ser lo normal en una sociedad cada vez más enferma. Clic para tuitear

Enferma de una competencia voraz sin sentido donde nos han hecho creer (y mucho me temo que lo han conseguido) que ser el mejor en todo, es lo mejor que podemos hacer.

Que debemos trabajar catorce horas al día para tener un montón de cosas que no vendrán con nosotros el día de nuestra muerte.

Esta sociedad que enseña a los niños a ser crueles, déspotas y competitivos desde la más tierna edad, está equivocada, confundida y casi tan corrupta como nuestros políticos.

Nos hemos olvidado por completo cual es la prioridad de nuestra existencia en este paso por esta Tierra.

Hemos olvidado cómo distinguir lo que es importante de lo que es superfluo. Nos hemos quedado sin dirección alguna, con la cabeza desencajada del cuello y girando como una veleta sin saber dónde o cuándo pararla.

Mal asunto este, porque si no encontramos el camino de retorno, si no somos capaces de averiguar que la vida no es sólo una preocupación puramente material, acabaremos mucho peor, como raza y como ejemplo para las generaciones futuras.

Estamos viviendo en un mundo y unas sociedades donde se prioriza de todo (todo lo material: dinero, posesiones, objetos, títulos, etc.) menos lo esencial: disfrutar de la vida, pasar tiempo con quienes amamos, instalarnos de vez en cuando en la naturaleza, preparar una cena con los amigos.

Realizar nuestro trabajo con amor y sin esfuerzo (y sin presiones absurdas ni competencias sin sentido), trabajar para vivir (y no al revés).

Ir ligeros de equipaje (en vez de acumular), filosofar con el perro mientras descansa en la alfombra del salón junto a nuestro sofá, o abrazar a tu prójimo hasta reventar, así porque sí, sin ningún motivo en especial.

Hemos olvidado demasiadas cosas, que como seres humanos, nos costará un alto precio volver a recuperar para recuperar a su vez, incluso el respeto por nosotros mismos como raza.


Infografía: cómo el estrés afecta a nuestro cuerpo

Estrés crónico- Bionutrición Ortomolecular
Efectos del estrés en el cuerpo  
Fuente infografía: lavidalucida.com

Bibliografía