Leches vegetales: propiedades nutricionales y beneficios para la salud

Leches vegetales: propiedades nutricionales y beneficios para la salud- Bionutricion Ortomolecular

Leches vegetales: sin lactosa y con menos calorías

Las leches vegetales se introducen poco a poco en nuestra alimentación habitual. Cada día se suman supermercados que ofrecen estas bebidas más saludables que las de origen animal y sin lactosa ni gluten.  

Las leches de origen animal (vaca, cabra) son tratadas con antibióticos, hormonas y piensos de origen transgénico, lo cual acaba perjudicando la salud de los consumidores.  

Existe el mito de que el calcio sólo puede obtenerse de la leche de vaca, pero esto no es del todo cierto.   Las mejores leches vegetales son las que han sido enriquecidas con calcio y no se les ha añadido azúcares ni demasiados aditivos.  

Son ricas en vitaminas, minerales y aminoácidos. Bajas en calorías, no contienen grasas, ni hormonas sintéticas. Libres de pesticidas y antibióticos. Las mejores son de origen bio, pero si no podemos comprarlas, debemos elegir las que menos “aditivos” contengan.


Beneficios para la salud y propiedades nutricionales de las (bebidas) leches vegetales

Almendras

Leches vegetales: leche de almendras- Bionutrición Ortomolecular

No contiene gluten ni lactosa. Favorece el desarrollo, por lo que es perfecta para bebés, niños pequeños y madres en período de gestación. Muy recomendable para personas celíacas y que deseen mantener a raya sus elevados niveles de colesterol y triglicéridos.  

Es alta en potasio, indicada en casos de diarrea ya que ayuda a la reposición de minerales y a la renutrición. Baja en sodio, es una leche ideal para personas con hipertensión arterial, problemas renales o cardiopatías.  

Al ser una leche con alto contenido en fibras, solubles e insolubles ayuda a la regulación del tránsito intestinal y del azúcar en sangre (altamente recomendable para diabéticos de tipo I y II).  

Su alto contenido en calcio, fósforo, potasio, magnesio, hierro y sodio y en vitaminas A, E, B1 y B2 la convierten  en una de las leches vegetales de más alto valor biológico. Apta para todos los consumidores (desde lactantes a ancianos) que deseen una opción saludable y baja en calorías, libre de grasas perjudiciales.


Leches vegetales: propiedades de la leche de castañas-Bionutrición Ortomolecular

Castañas

No contiene gluten ni lactosa y es de fácil digestión. Posee efecto remineralizante por su alto contenido en potasio. Aporta un importante nivel de energía por lo que está indicada en casos de fatiga crónica, fibromialgia y falta de energía física o mental.  

Su contenido en vitamina C la convierte en un excelente antioxidante y su aporte de vitaminas B (B1, B2, B3, B5 y B9) y de minerales como zinc, calcio, cobre, hierro, selenio y yodo hacen de esta leche un excelente amigo en nuestra dieta diaria. Baja en calorías y grasas es ideal para incorporarla como alimento diario a nuestra dieta.  


Avellanas

Leches vegetales: propiedades de la leche de avellanas-Bionutrición Ortomolecular

No contiene lactosa ni gluten. Es especialmente alta en vitamina E (antioxidante), y vitamina B9 (necesaria para embarazadas) y en ácidos grasos saturados.  

Al poseer un bajo contenido en sodio se recomienda para personas con hipertensión, enfermedades renales o del corazón, y con tendencia a la retención de líquidos.

Contiene hierro, calcio, magnesio, potasio y fósforo.Vitamina A y fibra, perfecta para regular la salud intestinal. Apta para todo tipo de consumidores, desde niños hasta personas mayores.  


Avena

Leches vegetales: propiedades de la leche de avena- Bionutrición Ortomolecular

Es la leche vegetal más digestible de todas. Su contenido en fibra es muy alto, ideal para regular el estreñimiento crónico.  

Rica en vitaminas del complejo B es perfecta para tratar el insomnio, nerviosismo y ansiedad a causa del estrés por su poder relajante. Contiene pocas calorías por eso es una de las más recomendada para dietas de pérdida de peso.  

Ayuda al páncreas y al tiroides a tener mejor funcionamiento. No contiene lactosa, no está indicada para celíacos por su contenido en avenina y se desaconseja su consumo a los intolerantes al gluten.


Quinoa

Leches vegetales: propiedades de la leche de quinoa - Bionutrición Ortomolecular

Es un pseudocereal apto para celíacos. De fácil digestión, ligera y sabrosa, no contiene lactosa ni gluten y posee todos los aminoácidos esenciales (fenilalanina, isoleucina, lisina, metionina, treonina, triptófano, valina, arginina, histidina, cistina y tirosina) presentes en las carnes, aves, pescados y huevos.  

Es baja en sodio, perfecta para personas hipertensas o con retención de líquidos y enfermedades renales. Tiene alto contenido en minerales: magnesio, fósforo, potasio, hierro. También en fibra y vitamina E, lo que aporta un especial efecto antioxidante y protector. 

Al poseer todos los aminoácidos esenciales es una leche de altísimo valor biológico, como pocas. Baja en grasas y calorías y alta en ácidos grasos esenciales es perfecta para perder peso (por su espectacular poder saciante).


Arroz

Leches vegetales: propiedades de la leche de arroz- Bionutrición Ortomolecular

Sin gluten ni lactosa, de muy fácil digestión. Recomendable para personas con problemas digestivos (digestiones lentas, gases, hinchazón abdominal).  

Es baja en calorías y grasas (perfecta para perder peso) y pobre en minerales y vitaminas, lo que la convierte en una leche que debe ser necesariamente complementada con otras altas en estos nutrientes.

Alta en fibra e hidratos de carbono, lo que contribuye a aportar buenos niveles de energía y mejorar la salud intestinal y digestiva pero sin ser suficiente para aportar el resto de nutrientes esenciales.  

Se aconseja su consumo combinándola con otras de alto valor biológico (coco, quinoa, etc.), aunque resulta buena tonificadora del sistema respiratorio y nervioso por su aporte en minerales como: selenio, manganeso, magnesio y potasio.


Coco

Leches vegetales: propiedades de la leche de coco- Bionutrición Ortomolecular

Energizante por su elevado contenido en hidratos de carbono. Tiene un aporte calórico algo más elevado que el resto de leches vegetales.

En la cocina biológica se utiliza como la nata en una dieta convencional. Es alta en minerales: magnesio, calcio, fósforo, hierro, potasio, selenio, zinc y cromo.

Abundante en fibra y vitamina E, C y del complejo B. Está indicada para personas con anemias, dolores musculares y calambres, dietas de control de peso, inflamaciones, cuidado de la piel y fortalecimiento del sistema inmunológico.  

Es remineralizante, relajante, regula la hipertensión y ayuda a mantener la buena salud ósea y de la próstata.No tiene lactosa ni gluten. Es deliciosa, muy digestible e ideal para preparar postres, batidos y salsas.  


Soja

Leches vegetales: propiedades de la leche de soja- Bionutrición Ortomolecular

Contiene todos los aminoácidos esenciales importantes para el crecimiento y el desarrollo así como isoflavonas y estrógenos, importantes en períodos de menopausia y desarreglos hormonales (síndrome premenstrual).  

Es elevada en minerales: calcio, fósforo, hierro, magnesio, sodio y potasio y vitaminas del grupo B (B6 y B9, B1, B2 y B3) y vitaminas A y C. No contiene lactosa ni gluten.  

Por su alto contenido en calcio es ideal para el tratamiento de la osteoporosis y su aporte en el resto de minerales la hace aconsejable para personas con hipertensión, colesterol y triglicéridos elevados.  

Aporta un extra de fibra, por lo que es recomendable para regular la salud intestinal y los niveles elevados de azúcar en sangre.  

Es la más difícil de digerir, por eso no es la mejor para personas con problemas digestivos (digestión lenta, gases, indigestiones, etc.) ni tampoco para personas con hipotiroidismo (interfiere en la absorción de la hormona).  

Para que el consumo de soja en nuestra dieta no genere desequilibrios lo ideal es acompañarla con un justo aporte de algas.


¿Cómo tomar estas bebidas tan saludables?

Las leches vegetales tienen las mismas aplicaciones que las leches de origen animal. Con ellas puedes preparar todo tipo de bebidas: batidos, agregarlas al café o al té y preparar postres caseros.  

Las puedes tomar calientes, templadas o frías y encontrarás variedades de todas las leches tanto en polvo como líquidas. Lo mejor es que se les dé un ligero hervor (2 minutos) con una pizca de sal para cocinarlas y conseguir mejorar su digestibilidad, pues han sido procesadas con el ingrediente en crudo.   Todas son libres de gluten y lactosa, y no contienen azúcares añadidos.

Puedes encontrar todas las recetas con leches vegetales en: La Dieta de la Bionutrición Celular (Olvídate de las dietas y pierde peso sin perder la salud) Mandala Ediciones, 2014.  

Si quieres saber más acerca de las alternativas saludables a las leches de origen animal visita La Cocina Ortomolecular, donde también podrás aprender qué alternativas saludables hay a la harina de trigo común refinado.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.