FAQ

Respuestas a las preguntas y dudas más frecuentes en nutrición ortomolecular


No, la nutrición ortomolecular no es un tipo de dieta especial. Es una nutrición integral que te enseña que es lo mejor para ti en cuanto a alimentación y nutrición óptima.

Tiene especialmente en cuenta tu estilo de vida, patologías, deficiencias nutricionales, necesidades de salud y gustos personales.

No, la nutrición ortomolecular no tiene ninguna relación con contar calorías que carecen de sentido, o limitar la dieta a un tipo de alimentación concreta como si de una moda se tratase.

Va mucho más allá, enseñando qué comer y porqué. Fomentando consciencia acerca de la importancia del alimento y haciendo hincapié en la “calidad del alimento”. En la NTC Ortomolecular es mucho más importante enseñarte a comer, qué comer y porqué que contar cualquier tipo de calorías o medir y pesar sin más.

Propone una alimentación “hipotóxica” (libre de toxinas) que ayude al organismo a revitalizarse y a recuperar su estado óptimo de salud y bienestar. No se trata por tanto de una dieta (régimen alimentario) típico o restrictivo porque sí.

Habrá que tener en cuenta que si existe verdadero interés en aplicar la nutrición ortomolecular en nuestras vidas deberemos olvidar prácticamente todo lo que conocemos respecto a la alimentación, sus tópicos y mitos que nada tienen que ver con la NTC Ortomolecular.

No, la nutrición ortomolecular no es partidaria de eliminar ningún grupo de alimento de la dieta. La dieta vegetariana, vegana o especiales de cualquier tipo, solamente están indicadas en su uso terapéutico y bajo control estricto del profesional.

En ningún caso se propondrán como tu dieta habitual. Sí se hará especial hincapié en la calidad de los alimentos. Se prima la utilización de alimentos frescos, de la región y de temporada y por supuesto elaborar nosotros mismos nuestros platos.

No necesariamente. En la NTC Ortomolecular se te invita a conocer alimentos que habitualmente no se conocen tanto o no se consumen con regularidad o como parte de nuestra dieta autóctona, sin embargo estos alimentos como pudieran ser algas, gramíneas (trigo sarraceno, mijo, kamut, etc.) o soja y sus derivados (tofu, miso, tamari, etc.) son altamente nutritivos y siempre recomendables, pero en ningún caso obligatorios.

Preferimos primar más la calidad de lo que ya se suele comer, que incorporar alimentos que no te gusten o comas a disgusto sin necesidad de ello.

Cuando entras en una consulta de nutrición ortomolecular te llevas un tesoro para toda la vida. Cuando hablamos de NTC Ortomolecular nunca estamos hablando de una dieta puntual, sino de aprender a alimentarnos correctamente para el resto de nuestras vidas. Esto implica cambiar, readaptar e incorporar nuevos hábitos alimentarios a nuestras rutinas de comidas.


Al ser testigos del milagro de ir recuperando la salud a través del equilibrio en nuestra alimentación, pocas veces pensamos en abandonar algo tan bueno que nos proporciona salud y bienestar.

Puedes aprender más acerca de qué se come en la nutrición ortomolecular visitando el blog La Cocina Ortomolecular.

Cada persona requiere de unos tiempos particulares según las necesidades que presentes y los trastornos y desequilibrios orgánicos que haya que tratar.

La NTC Ortomolecular es personalizada y se adapta a ti para que encuentres el punto de partida que te lleve a la recuperación de la salud. No hay por tanto un tiempo preciso para esto, depende de tu respuesta individual, del estado en el que te encontrabas a la hora de comenzar la terapia y de cómo evoluciones en el camino.

Cada caso es único y particular y por tanto no se puede determinar con exactitud. La visita a una consulta de NTC Ortomolecular se realiza cada 4-6 semanas, por lo tanto no guarda ninguna similitud con la nutrición humana y dietética común.

Normalmente sí. Has de tener en cuenta que cuando acudes a una consulta de nutrición ortomolecular tu organismo se encuentra ya bastante deteriorado, deficiente en gran cantidad de nutrientes importantes.

Para que puedas responder eficazmente ante el nuevo tipo de dieta será necesario renutrir la célula desde el interior para poder llevarla a su estado óptimo de funcionamiento y devolver así al organismo la vitalidad perdida.

Una vez que el equilibrio se ha conseguido (se han atendido las necesidades/deficiencias/carencias de nutrientes) podrás dejar de tomar suplementos, siempre que cuides tu alimentación y tu estilo de vida.


Utilizamos sustancias puras y en dosis controladas. La toma de suplementos nutricionales de utilización específica en NTC Ortomolecular nunca te provocarán ningún tipo de adicción (pues se trata de las mismas sustancias naturales que genera nuestro organismo: vitaminas, minerales, aminoácidos, etc.).


Sin embargo no te recomiendo comenzar a tomar por iniciativa propia ningún tipo de suplemento que no haya sido recomendado por un terapeuta ortomolecular. Aunque se traten de sustancias naturales, tomadas de cualquier forma (sin control de un nutricionista ortomolecular) pueden llegar a ocasionar desequilibrios importantes en el organismo.


Los suplementos nutricionales no tienen que tomarse siempre. Están limitados a las necesidades de cada organismo hasta su completa recuperación, situación que es distinta para cada persona.

En la primera consulta se requiere un análisis completo de sangre, éste no es suficiente de por sí para determinar las deficiencias de nutrientes (que en sangre pueden no aparecer como tales).

Para ello se utiliza un cuestionario completo donde se analiza tu perfil en profundidad: estilo de vida, distintos perfiles nutricionales (cardiovascular, hormonal, inmunitario, estrés, etc.) dieta e historial clínico (enfermedades, intervenciones quirúrgicas, etc.) para conocer a fondo las necesidades a tratar.

Se pueden solicitar otras pruebas especiales para confirmar cualquier sospecha de enfermedad/trastorno/desequilibrio que no esté del todo claro con otros métodos clásicos. Estas pruebas pueden incluir análisis especiales de: cabello, sangre, orina, heces y saliva que serán realizados bajo la petición del nutricionista.

Con NTC Ortomolecular se pueden tratar todas las enfermedades y trastornos orgánicos y prevenir y corregir muchos de ellos. La Nutrición Ortomolecular actúa en tres campos fundamentales: previene la aparición de enfermedades (las trata desde el punto de vista subclínico, antes de que ésta se declare oficialmente).

Como tratamiento de apoyo a muchas patologías que son tratadas con medicina alopática y después de haber pasado por una enfermedad grave (recuperación).
Aunque no es necesario tener alguna enfermedad o haber pasado por ella para aplicar las bondades de la nutrición ortomolecular.

Puede ser aplicada para mejorar la calidad de vida y el mantenimiento óptimo de nuestra salud.
Prevenir es curar, la NTC Ortomolecular es una potente herramienta para cuidar de nuestra salud.

La nutrición ortomolecular es apta para todas las personas: niños, adolescentes, adultos, ancianos y por supuesto para todas las condiciones especiales de la vida: vejez, adolescencia, pre-embarazo, embarazo y post-parto, pre y post operatorio, menopausia, estrés y como complemento de la medicina tradicional alopática.

La Nutrición Ortomolecular no pretende ser ni es sustituta de ningún tratamiento médico. Es un apoyo nutricional terapéutico conformado por la dieta, el estilo de vida y los suplementos nutricionales.

Un nutricionista ortomolecular cualificado nunca te recomendará abandonar ningún tratamiento médico que estés haciendo (ni dejar tu medicación), ni realizará acción alguna que pueda poner en peligro tu salud.

Los nutricionistas ortomoleculares somos profesionales formados por la comunidad médica y científica, tratándose de licenciados en medicina que conocen, apoyan, aplican, difunden y forman a los nutricionistas ortomoleculares.

Contamos con evidencia científica que apoya nuestra profesión y que es la base de un complemento responsable para mejorar la calidad de vida y salud de quiénes la aplican.

No es incompatible con ningún tratamiento médico.

La nutrición ortomolecular no se engloba dentro de las terapias naturales o alternativas ni de las pseudoterapias.

Aunque la falta de información haya podido llevar a caer en este error. Se trata de una terapia nutricional de apoyo, preventiva y correctiva para el mantenimiento de la salud con bases científicas que engloba la llamada “medicina y/o nutrición biológica”.

Los nutricionistas ortomoleculares nos formamos en centros de enseñanza privados especializados. En la actualidad no existen organismos de enseñanza oficiales (universidades) que impartan esta carrera específica dentro del ámbito de la salud, al menos no en todo el territorio español, sí en otros países como Inglaterra o EE.UU.

La comunidad médica y científica que apoya, conoce, aplica y difunde la nutrición ortomolecular da formación a los nutricionistas ortomoleculares que previamente somos titulados en nutrición humana y dietética y/o licenciados en medicina.