Las semillas: propiedades nutricionales y beneficios para la salud

Las semillas- Bionutricion Ortomolecular

Alimentos funcionales

La Dieta de la Bionutrición Celular cuenta con importantes alimentos que no son habitualmente consumidos como parte de nuestra alimentación.

Las semillas son súperalimentos milenarios que poco a poco ganan presencia en nuestras cestas de la compra.

Tienen increíbles beneficios para la salud y sus propiedades nutricionales las convierten en superfoods que no deben faltar en nuestra dieta.

Aprende a incorporarlas a tu alimentación habitual y gana salud con estos tesoros culinarios que se pueden añadir a muchos platos para dar valor biológico y sabor.


Las semillas: conociendo sus propiedades y beneficios

6 semillas que te ayudarán a nutrirte mejor

Propiedades de las semillas de sésamo

Sésamo

Estas semillas poseen un extraordinario contenido de calcio y hierro, son altas en Omega 3 y 6 y ricas en vitaminas del grupo B, especialmente en ácido fólico (vitamina B9) y en vitamina E, potente antioxidante.

Aportan un buen conjunto de minerales como magnesio y zinc. A destacar su importante consumo en las dietas de control de peso por su especial capacidad para regular el estrés.

Si las incorporamos en nuestra alimentación nos ayudarán a controlar el insomnio y evitar la osteoporosis, el agotamiento y fortalecer el sistema nervioso.


Propiedades de las semillas de lino

Lino

Las semillas de lino tienen un alto contenido en Omega 3, lo que las convierten en excelentes protectoras de la salud cardiovascular e intestinal como tratamiento excepcional al estreñimiento. Contribuyen a la reducción del colesterol y a la regulación de la tensión arterial alta.

Por su elevado contenido en antioxidantes es un potente anticancerígeno y antiinflamatorio y un alimento perfecto para las alergias. Aportan cobre, zinc, magnesio y vitaminas B y E que las convierten en un imprescindible de nuestros platos a la hora de perder peso.


Propiedades de las semillas de chía

Chía

Estas pequeñas semillas son ricas en Omega 3 y fibras solubles e insolubles que promoverán una excelente salud intestinal, son altas en cobre, zinc y magnesio.

Proporcionan todos los aminoácidos esenciales necesarios para el buen funcionamiento celular del organismo. Por su alto contenido en antioxidantes (flavonoides, betacaroteno, tocoferol) es un espectacular anticancerígeno.

Para las dietas de control de peso se convierten en una aliada muy necesaria gracias a su capacidad de regular los niveles de azúcar de sangre y por su aporte de vitaminas B y E y minerales completos.


Propiedades de las semillas de calabaza

Calabaza

Las semillas de calabaza son poco conocidas, pero proporcionan un extraordinario poder alcalinizante regulando el pH, lo que supone un espectacular beneficio a la hora de perder peso. Previenen la diabetes y la osteoporosis y son ricas en zinc y magnesio.

Tienen la propiedad de limpiar los intestinos de parásitos. Son altas en triptófano por lo que ayudan a tener un estado de ánimo tranquilo, algo necesario cuando se está en pleno tratamiento de pérdida de peso.


Propiedades de las semillas de girasol

Girasol

Estas semillas conocidas también como “pipas”, son ricas en minerales como magnesio, zinc y fósforo y especialmente altas en vitamina B9 (ácido fólico) y B6 (piridoxina). Su contenido en vitamina E las convierten en un antioxidante importante.

Juegan un papel imprescindible en la regulación de los niveles de colesterol y triglicéridos y favorecen la buena salud mental y cardiovascular.


Propiedades de las semillas de amapola

Amapola

Las semillas de amapola por su alto contenido en vitaminas del grupo B son excelentes para combatir el estrés y el nerviosismo. Altas en zinc, magnesio y cobre son imprescindibles en las dietas de control de peso para la regulación del azúcar en sangre.

Al tener un buen contenido de Omega 3 y 6 se hacen muy necesarias para la prevención de enfermedades cardiovasculares y su aporte de vitamina E nos beneficiará con su importante poder antioxidante.


¿Cómo emplearlas en nuestros platos?

Las semillas se han de consumir siempre crudas, sin tostar y sin sal, lo más naturales posibles.

Incorporarlas en nuestra alimentación diaria es más fácil de lo podemos imaginar: se pueden agregar a sopas, cremas de verduras, legumbres, yogures naturales con miel, ensaladas, panes, galletas, bollos caseros y rebozados.

Se deben conservar en envases herméticos de cristal, fuera del alcance de la luz para que sus propiedades estén siempre intactas y no se enrancien.

Otra forma de obtener el beneficio de algunas semillas, es consumirlo a partir de los aceites naturales que se obtienen de éstas. Podemos contar con el aceite de sésamo, de girasol o de lino.

La recomendación es que se adquieran en herbolarios o supermercados ecológicos y comprobar que no hayan sido tratadas con pesticidas, sustancias peligrosas para la salud y prestar especial atención a que no sean de cultivo transgénico.

En las dietas de control de peso, las semillas y sus bondades son un imprescindible para lograr nuestro objetivo.

En la biodieta son el ingrediente principal de muchas elaboraciones. Puedes encontrar todas las recetas en el libro de La Dieta de la Bionutrición Celular.

Si quieres saber más acerca de las aplicaciones de las semillas en la cocina saludable visita La Cocina Ortomolecular.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.