Ansiedad

Nutrición ortomolecular en el tratamiento de la ansiedad

¿Cómo nos afecta a la salud y a la vida la ansiedad?

La ansiedad, ese estado de angustia, miedo y neurosis extrema que padecen un inmenso número de personas cada vez con más frecuencia, puede acompañar a ciertas enfermedades o simplemente responder ante un estado excepcional de la vida.

Todos sabemos en cierta forma cómo nos afecta la ansiedad en nuestras vidas, pero en este post trataremos la ansiedad no puntual por hechos concretos que nos inquietan, sino como ese estado permanente (ansiedad crónica) en el que muchas personas viven continuamente y sienten como un impedimento para llevar una vida normal y tranquila. La ansiedad también está relacionada con otros trastornos como la depresión, el estrés crónico o el insomnio, aunque no siempre van de la mano.

Normalmente la ansiedad puede iniciarse por hechos puntuales y traumáticos que sumergen a la persona en ese estado durante un tiempo determinado. Durante estos períodos la persona que la padece convive con una extensa lista de síntomas muy característicos:

Síntomas más comunes en la ansiedad: físicos y psicológicos:

  • Angustia
  • Insomnio, o dificultad para conciliar el sueño o tener un descanso reparador
  • Taquicardia, palpitaciones, dolor en el pecho
  • Fobias
  • Nerviosismo
  • Intranquilidad, desazón
  • Inseguridad
  • Falta total de apetito o por el contrario apetito exagerado
  • Trastornos gastrointestinales como diarreas, dolor abdominal, indigestión, vómitos, náuseas
  • Trastornos neurológicos como dolores de cabeza o migrañas
  • Sensación de ahogo (falta de aire)
  • Vértigos e inestabilidad, mareos
  • Tensión muscular, rigidez, entumecimiento, hormigueo
  • Cansancio, agotamiento, falta de energía, debilidad física
  • Sudoración excesiva, sofocos, escalofríos

Además de todos los síntomas físicos que acompañan a la ansiedad, los psicológicos no hay que dejarlos a un lado, son tan importantes como el resto. La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo y nuestra mente ante una situación que nos supera, nos causa temor o que desconocemos y es nueva para nosotros, generalmente porque conlleva un cambio importante en nuestras vidas al que creemos que no sabremos cómo afrontarlo (ya sea por miedo, falta de seguridad o confianza en que podremos hacerlo).

Se trata de una situación por la cual todos hemos pasado alguna vez y superado con éxito, pero en algunos casos muy concretos la sintomatología se instala durante algún tiempo trastornando profundamente la vida de quien lo padece e impidiéndole llevar su día a día con normalidad.

Lamentablemente la medicina alópatica actual suele tratarla siempre de la misma ineficaz forma: con fármacos adictivos y cargados de efectos secundarios, sin aportar ningún conocimiento útil sobre la importancia de la nutrición en estos casos y sin saber aconsejar sobre técnicas y ayudas extras para superarlo que no sea ir a ver al psiquiatra para llenarnos de pastillas, lo que perpetúa a la persona a un estado de ansiedad cronificado que nunca consigue superar gracias al círculo vicioso de los fármacos sin nada más. Así acaban siendo adictos a medicamentos (muchos durante toda su vida) para tapar los síntomas de la ansiedad sin llegar nunca a ser una verdadera solución para poner fin al padecimiento que trastoca la vida de la persona.


Qué puede hacer por tu ansiedad la nutrición ortomolecular

La ansiedad puede tener otros tratamientos más amigables, eficaces y exitosos que las pastillas de por vida. Existen tratamientos naturales y que realmente representan una ayuda real para el tratamiento definitivo de la ansiedad ya sea puntual o a medio, corto o largo plazo.

Lo primero que una persona que padece ansiedad debe plantearse al decidirse realizar un tratamiento ortomolecular, es cambiar su mentalidad. El tratamiento natural de la ansiedad es más largo que otras opciones medicalizadas, pero a la larga mucho más eficaz y sin efectos secundarios. Propone un plan integral que abarca desde la nutrición (dieta específica), plan de ejercicios adaptado, estilo de vida y suplementos naturales reguladores de las hormonas y neurotransmisores para ayudar biológicamente al organismo a regularse y aportarle todos los nutrientes que sean necesarios para conseguir llevarlo a un estado de calma y mejor gestión del estrés biológico. Todo ello redituará en un conjunto de beneficios que la persona notará inmediatamente y por los cuales se sentirá mucho más agradecida al sentir que por sí misma (con su voluntad de estar mejor y superar la ansiedad) y las acciones que emprende, empieza a cambiarle la vida y superar indudablemente la ansiedad que tanto le ha trastornado la vida.


La dieta como base del tratamiento natural de la ansiedad

La forma de alimentarnos como ya se ha dicho anteriormente, es fundamental en el tratamiento de diversos trastornos y patologías. Lo que comemos se convierte en nuevas células, y si éstas han sido nutricionalmente bien producidas, lo notaremos en todo nuestro estado de salud.

En la base de una dieta antiansiedad, eliminaremos todos aquellos alimentos tóxicos, procesados y llenos de azúcar que tanto dañan a nuestras células y las desestabilizan. Preferiremos alimentos naturales, frescos, ricos en aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales y prescindiremos de alimentos altamente excitantes.

La dieta siempre debe adaptarse además a cualquier otro problema de salud que la persona pueda tener, para conjuntamente obtener el máximo beneficio de una alimentación reguladora y saludable que nos aporte soluciones y contribuya a un mejor estado de salud generalizada.


Los suplementos ortomoleculares: opciones naturales, no adictivas y sin efectos secundarios para tratar la ansiedad

Otra parte importante del tratamiento natural de la ansiedad, lo componen los suplementos ortomoleculares que vendrán a sustituir a las típicas medicinas “antiansiolíticas” pero sin ninguno de sus efectos secundarios.

Por suerte en la nutrición ortomolecular contamos con todo tipo de complejos naturales preparados específicamente para el tratamiento de diversos trastornos, entre ellos, la ansiedad. En este caso serán imprescindibles compuestos que nos aporten: vitaminas, minerales, aminoácidos, adaptógenos que nos ayuden a gestionar de forma eficaz el estrés biológico, relajantes naturales y sin efectos secundarios como algunos precursores de los neurotransmisores, ácidos grasos esenciales, reconstituyentes naturales y reforzadores del sistema inmunológico e intestinal. La fitoterapia ortomolecular también se incluye en el tratamiento natural de la ansiedad, siendo muy eficaz la administración de diversos compuestos herbarios, ya sea en forma de cápsulas, en tisanas, tinturas o extractos de plantas.

Estilo de vida y plan de ejercicios adaptados

No se puede dejar de lado en un tratamiento natural y eficaz de la ansiedad, un adecuado plan de ejercicios adaptados a las condiciones físicas de cada persona ni un estilo de vida más saludable que nos enriquezca como personas y nos fortalezca, para poder hacer frente a los retos de la vida aprendiendo a gestionar los momentos de tensión que puedan hacernos caer nuevamente en un estado de ansiedad.


Un tratamiento natural integral de la ansiedad incluirá siempre las siguientes recomendaciones

Realizar actividades que nos ayuden a regularnos y nos enseñen a relajarnos como:

  • Yoga, TaiChi, ChiKung
  • Meditación
  • Mindfulness
  • Caminar/pasear en entornos naturales o realizar actividades como la equinoterapia para el tratamiento de la ansiedad
  • Realizar ejercicio adaptado (bicicleta, nadar, danza, correr, etc.)
  • Acudir si es necesario a psicoterapia
  • Realizar actividades que nos relajen o nos ayuden a distraernos, como puede ser encontrar un momento para llevar a cabo alguna afición o hobby
  • La música, la pintura, los trabajos manuales, la lectura o el contacto con la naturaleza se encuentran entre las actividades con comprobado efecto relajante
  • Igualmente importante es analizar la causa principal de nuestra ansiedad y hacer por eliminarla, ya sea aprendiendo a gestionar el estrés o a cambiar ciertas condiciones y circunstancias de nuestra vida actual con las que no estemos contentos

En cuanto al entorno diario, lo mejor es optar por ambientes relajados, con colores claros, aromas agradables y luz adecuada que nos inviten a la relajación. También será fundamental llevar a cabo una rutina en nuestras actividades más importantes, como procurar dormir y levantarnos siempre a la misma hora (durmiendo la cantidad de horas suficientes, al menos 8 horas), comer a horas donde podamos hacerlo de forma tranquila y sin prisas y encontrar un momento del día para parar y tomarnos un descanso por pequeño que sea. Todas estas acciones sumadas a una alimentación y suplementos adecuados para el tratamiento de la ansiedad, nos llevarán sin duda alguna al éxito total.

Al cabo del tiempo comenzaremos a sentirnos mucho más tranquilos, notando como la ansiedad desaparece casi sin darnos cuenta, viéndonos llenos de energía y con ganas y alegría para enfrentarnos de nuevo a la vida. Cada persona es única y por ello, a cada una le llevará tiempos diferentes conseguir hacer desaparecer la ansiedad de sus vidas, pero desde luego lo lograrán gracias a tratamientos mucho más amigables y eficaces como los que propone la nutrición ortomolecular, que solucionan de raíz los trastornos más comunes padecidos hoy en día como es el de la ansiedad, tan creciente en la actualidad.


Tratamiento natural de la ansiedad

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s